Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Perú: Humala ofrece mejoría en sistema de salud; opaca reclamos

El presidente Ollanta Humala ofreció el sábado un seguro gratuito contra el cáncer, con lo que opacó los mayoritarios pedidos para combatir la delincuencia y disminuir los conflictos sociales durante un discurso que marca el primer año de su gestión.


Publicidad

En un discurso ante el Congreso, Humala prometió un seguro para tratar a los enfermos de cáncer, un servicio de transplante de médula ósea para niños y un banco de cordones umbilicales para curar enfermedades hematológicas.

Según cifras oficiales, al año mueren más de 14.000 personas debido al cáncer y se detectan unos 45.000 nuevos casos.

Asimismo, ofreció elevar el sueldo de profesores y uniformados, y prometió mayores remuneraciones para médicos que se trasladen a trabajar a zonas fronterizas o poblados alejados. Perú tiene un déficit de 6.000 médicos.

Los expertos coincidieron en que Humala no dio detalles sobre la resolución de las que, según sondeos, son las dos principales preocupaciones en el país: la lucha contra la delincuencia y el aumento de los conflictos sociales ocasionados por la actividad minera.

Humala sólo mencionó que pedirá facultades al Congreso para emitir leyes contra la delincuencia y que unificará las centrales de comunicación policial y parte del equipamiento de los más de 100.000 agentes dispersos por todo el país.

Perú no cuenta con estadísticas policiales confiables, lo que dificulta la lucha contra la delincuencia que se expande mediante delitos como la extorsión, los asaltos bancarios y a la población general sobre todo en las zonas más pobres.

Según una reciente encuesta de la organización no gubernamental Ciudad Nuestra, la mitad de los pobladores de Lima, que cuenta con nueve millones de habitantes, sufrió al menos un asalto y 70% siente que la capital del país es insegura.

Asimismo, Humala no aclaró cómo se solucionará el descontento surgido en la región Cajamarca por la futura explotación de la mina Conga, que ha generado el más extendido conflicto de su gestión, provocó la caída de sus dos primeros gabinetes ministeriales y desgastó su popularidad de 65% en setiembre a 40% en julio, según la encuestadora Ipsos-Apoyo.

Los campesinos de Cajamarca temen que el disminuya la cantidad de agua debido al millonario proyecto Conga, que secaría cuatro lagunas para extraer más de 200 toneladas de oro. El conflicto dejó cinco muertos y decenas de heridos en julio.

Sin mencionar el conflicto de Cajamarca, Humala dijo que su gestión dará prioridad al agua y que impulsará un cambio en la Constitución para añadir como derecho fundamental el acceso al líquido vital.

Comentó que su gobierno tiene preparada la actualización de leyes ambientales para el bienestar de la población que se aplicarán a la minería cuya cartera potencial de inversiones alcanza los 30.000 millones de dólares hasta 2017.

El 61% de los ingresos por las exportaciones provienen de la minería, que es la columna vertebral de la economía local, pero al mismo tiempo es la principal fuente de conflictos que superan los 245, según la Defensoría del Pueblo.

Analistas criticaron la ausencia de detalles en la lucha contra las drogas pese a que Perú es el segundo productor mundial de hoja de coca y el primer productor potencial de cocaína, según la Departamentos Estadounidense Antidrogas.

Humala también anunció que Perú respetará el fallo de la Corte Internacional de Justicia en el diferendo marítimo con Chile y que Perú iniciará la construcción del aeropuerto internacional de Cusco, la ciudad más visitada por el turismo.

El presidente, un retirado teniente coronel del ejército de 50 años, asumió el poder el 28 de julio de 2011, y su gestión culmina en 2016.