Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno colombiano acepta dialogar con campesinos cuando abandonen protesta

Bogotá, 24 jun (EFE).- El ministro del Interior de Colombia, Fernando Carrillo, dijo hoy que el Gobierno está dispuesto a “dialogar” con los campesinos de la región Catatumbo, fronteriza con Venezuela, cuando estos abandonen la protesta que iniciaron hace dos semanas.


Publicidad

Carrillo dijo en una alocución pública que el Gobierno desplazará una comisión de alto nivel a esa región para dialogar con los manifestantes “una vez garantizadas las condiciones de seguridad y orden público”.

El ministro hizo las declaraciones después de una reunión que tuvo en Bogotá con el gobernador del departamento de Norte de Santander, Édgar Díaz, y con los alcaldes de la región del Catatumbo, para abordar sus demandas.

El titular de la cartera de Interior insistió en invitar a los campesinos a abandonar “las vías de hecho”.

Los campesinos comenzaron la movilización hace dos semanas para reclamar que se suspenda la erradicación de cultivos ilícitos y se implanten proyectos productivos, así como la creación de una zona de reserva campesina y el respeto a los Derechos Humanos en la región.

La protesta congrega unos 14.000 campesinos de la zona del Catatumbo, de los cuales 10.000 se han congregado en Ocaña, la segunda ciudad del departamento de Norte de Santander, y 4.000 en Tibú, un importante zona petrolera.

A raíz de la protesta, en Ocaña y otro municipios de la zona se ha registrado problemas de desabastecimiento ya que los campesinos han bloqueado las vías que comunican con Cúcuta, la capital departamental, así como las carreteras que van de Ocaña a pueblos vecinos y a la costa atlántica.

Carrillo dijo que el diálogo se dará “con las comunidades campesinas y no con actores ajenos a las pretensiones que se han venido indicando desde hace una semana”, en referencia a la supuesta infiltración de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entre los labriegos.

Los representantes del Gobierno y de la fuerza pública insisten desde hace días que esta guerrilla, con fuerte presencia en la región, está infiltrada en la protesta.

El ministro también aseguró que el Gobierno no puede permitir vetos de los manifestantes a los delegados que se envíen desde Bogotá, después de que los campesinos dijeran que no participarán en una mesa con representantes del Ejército o de la Policía.

“Esperamos que se dé ese diálogo con interlocutores que sean genuinamente de las comunidades y de las organizaciones campesinas, y sobre materias que comprometan el desarrollo de la región”, señaló el ministro.

Uno de los portavoces de los manifestantes, César Jerez, dijo hoy a Efe que “los campesinos se quieren sentar ya”, pero advirtió de que no abandonarán la protesta “hasta que se empiecen a implementar los acuerdos” a los que pretenden llegar con el Ejecutivo nacional. EFE