Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Decomisan 963 kilos de cocaína en barco costarricense cerca de Galápagos

Autoridades estadounidenses decomisaron 963 kilos de cocaína que eran transportados en una embarcación de bandera costarricense y fue detenida cerca de las Islas Galápagos, en el océano Pacífico, informó este lunes una fuente oficial.


Publicidad

El ministro de Seguridad de Costa Rica, Mario Zamora, dijo que la droga estaba dentro de un barco de nombre “Capitán Erson”, el cual tripulaban dos costarricenses de apellidos Piedra Quesada y Guzmán López, y un nicaragüense identificado solo como Máximo.

La embarcación fue detectada el domingo por un barco de las autoridades estadounidenses entre la costarricense Isla del Coco y las ecuatorianas Islas Galápagos, en el Pacífico.

Los detenidos serán juzgados en Costa Rica al ser un barco de bandera de este país, indicó Zamora en rueda de prensa.

El ministro explicó que el barco “Capitán Erson” ya había sido decomisado el pasado 28 de noviembre cuando la Guardia Costera estadounidense halló en su interior 1.081 kilos de cocaína, en momentos en que se desplazaba por el Pacífico.

Zamora dijo desconocer las razones por las que un tribunal costarricense devolvió el barco a sus dueños.

Costa Rica y Estados Unidos mantienen vigente un convenio de vigilancia conjunta en el mar Caribe y el océano Pacífico que le permite a una lista de barcos de los guardacostas estadounidenses realizar operativos dentro de aguas del país centroamericano y atracar en sus puertos.

El ministro Zamora comentó que desconoce si el barco norteamericano que decomisó la droga ayer se encuentra dentro de la lista del convenio de patrullas conjuntas para que pueda ingresar a Costa Rica a entregar los detenidos y la evidencia.

En caso de que la nave no se halle en esa lista, Zamora dijo que pedirán un permiso urgente al Congreso para que pueda entrar en aguas costarricenses. EFE