Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cazadores furtivos matan a un rinoceronte en Kenia

Kenia (AP) — Chris Donohue estaba manejando con su esposa y tres hijos por el Parque Nacional de Nairobi cuando se encontraron con una imagen preciada: tres leones machos juntos. Entonces los Donahue vieron por qué. Muy cerca yacía una rinoceronte, con el cuerno arrancado y el estómago abierto.


Publicidad

Donohue, un estadounidense que vive en Nairobi, dijo el martes que la imagen le dejó nauseabundo.

“Los niños me preguntaban. ‘Papá, ¿el rinoceronte está enfermo?’ Y nosotros pensamos ‘no, estamos seguros que lo cazaron”’, dijo Donahue, que lleva a sus hijos al parque nacional varias veces al año. “Fue muy traumático ver eso”.

Cazadores furtivos mataron a la rinoceronte, que estaba preñada, el viernes. Fue la primera caza de un rinoceronte en el Parque Nacional de Nairobi en seis años, dijo el Servicio de Fauna de Kenia.

“Muestra las cosas que están dispuestos a hacer esos criminales”, dijo Paul Udoto, portavoz del servicio. “Es algo que tomamos muy seriamente, porque es un nuevo nivel de caza furtiva para nosotros. Y muy arrojado”.

El incidente es el más reciente en una preocupante tendencia, en momentos en que la demanda en China y otros países asiáticos de colmillos de elefante y cuernos de rinoceronte aumenta. Veintinueve rinocerontes fueron muertos en cazas furtivas en Kenia el año pasado. En lo que va de este año 35 han muerto ya en esos incidentes.

Una razón por la que los cazadores furtivos se atreven a actuar es que las leyes al respecto en Kenia son muy anticuadas y débiles. Cuando cuatro chinos se declararon culpables en enero de cargos de contrabando de marfil no fueron sentenciados a prisión y recibieron multas de menos de 400 dólares cada uno, una suma ínfima comparada con las decenas de miles de dólares por los que el marfil ilegal se vende en Asia.

Eso pudiera estar cambiando. EL parlamento de Kenia va a considerar el mes próximo una ley de fauna que aumentaría grandemente los términos de prisión y las multas. El servicio de fauna dijo en una declaración entregada a The Associated Press que está “muy complacido” de que la propuesta de ley incremente las penalizaciones por crímenes contra la fauna.

En su versión más reciente, la propuesta prescribe una multa mínima de casi 115.000 dólares o una condena a prisión mínima de 15 años — o ambas — para una persona que cometa crímenes contra especies en peligro. Aquellos en posesión de trofeos de fauna enfrentarían una multa mínima de casi 15.000 dólares o cinco años de prisión, o ambos. Los cazadores deportivos enfrentarían también mayores penalizaciones.

“Es importante por la simple razón de que uno de los mayores obstáculos es las leves penalizaciones que tenemos”, dijo Martin Mulama, principal funcionario de conservación en Ol Pejeta, un santuario privado de animales cerca de monte Kenia que tiene elefantes y rinocerontes. “Si es aprobada, como las penalizaciones propuestas son más severas, vamos a tener una mayor disuasión contra la caza furtiva”.

En esta foto del 10 de agosto del 2013 proveída por el Servicio de Fauna de Kenia se ve un ronoceronte muerto en el Parque Nacional de naironi. Els ervicio dijo que el animal fue muerto a tiros por cazadores furtivos que le arrancaron el cuerno.  (Foto AP/Servicio de Fauna de Kenia)

En esta foto del 10 de agosto del 2013 proveída por el Servicio de Fauna de Kenia se ve un ronoceronte muerto en el Parque Nacional de naironi. Els ervicio dijo que el animal fue muerto a tiros por cazadores furtivos que le arrancaron el cuerno. (Foto AP/Servicio de Fauna de Kenia)