Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las FARC acuerdan convertirse en movimiento político

LA HABANA  — La guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia cerraron este miércoles un acuerdo, el segundo parcial de una agenda de seis puntos, en el camino de un proceso de negociaciones de paz que ya lleva un año.


Publicidad

Hemos llegado a un acuerdo fundamental, sobre el segundo punto de la agenda… para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera denominado participación política“, dijeron los representantes de las partes en un comunicado conjunto leído a periodistas por el representante cubano Rodolfo Benítez. Cuba, Noruega, Chile y Venezuela acompañan el proceso de diálogos de paz.

Ambas delegaciones dijeron en su comunicado además que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia se convertirán en un movimiento político y dejarán las armas.

Se decidió además que el siguiente punto que conversarán las partes será sobre la solución al problema de las drogas, pero no indicaron la fecha del inicio de la nueva ronda de negociaciones en La Habana.

“Las condiciones particulares para el nuevo movimiento que surja del tránsito de las FARC-EP a la activad política legal, serán discutidas en el marco del punto 3 de la Agenda”, señalaron las partes en su comunicado.

El acuerdo en el tema político y ya otro parcial en el primer punto de la agenda, sobre una política de desarrollo agraria integral, fue el punto de mayor avance entre un gobierno colombiano y las FARC, en negociaciones de paz desde los años 80, cuando hubo un primer intento de sellar un fin del conflicto, dijo en Bogotá Héctor Riveros, ex consejero de paz en el gobierno de César Gaviria (1990-1994). “Además han pasado los dos elementos más complicados del proceso (o los temas de la agenda), el proceso tiene seis puntos, el último es implementación…y ya llevamos dos, es decir que llevamos el 40%, yo sí creo que hay un grado de avance significativo”, añadió Rivero en entrevista telefónica.

Los diálogos en La Habana son el cuarto intento desde los años 80 de llegar a un pacto de paz con las FARC. Otros tres intentos en el pasado han fracasado en medio o de ataques armados entre las partes o desavenencias y mutuas recriminaciones entre las autoridades y la guerrilla, agrupación rebelde surgida en 1964, y que contaría con al menos 8.000 integrantes

Aunque en su comunicado las partes resaltaron que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, lo de la jornada “es una gran victoria de la paz…Esta situación que se presenta hoy en La Habana da realmente optimismo y convicción de que es posible terminar con esa historia de violencia política” en el país, dijo a su turno el congresista colombiano Iván Cepeda, del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo.

Con el acuerdo en el segundo punto se muestra que “los negociadores del gobierno y de las FARC no están tomando daiquirí en las playas (cubanas) sino están trabajando y creo que el resultado es evidente hoy y esto fortalece el proceso de paz”, añadió Cepeda en diálogo telefónico. En el tema político uno de los asuntos clave acordados fue que se creen “circunscripciones especiales” electorales, “en aquellos territorios que más han sufrido la violencia”.

Eso significa básicamente que representantes de movimientos políticos, populares y sociales surgidos del eventual acuerdo de paz tendrán una representación “transitoria” en la Cámara de Representantes, actualmente integrada por 166 miembros elegidos por cuatro años y a nombre de sus respectivos departamentos, que son 32 en el país.

Sin embargo, el texto del comunicado no precisa a cuántos escaños exactamente tendrá cada una de esas “circunscripciones especiales”. Ese tipo de circunscripciones ya existen para representaciones indígenas con al menos cinco escaños desde la Constitución de 1991 y como forma de abrir una representación para esas comunidades.

El acuerdo establece asimismo que “se convocará en un evento nacional a los voceros de partidos y movimientos políticos para integrar una Comisión que defina los lineamientos del estatuto de garantías para los partidos que se declaren en oposición”.

Esa comisión “facilitará la participación de voceros de organizaciones y movimientos sociales, expertos y académicos” con propuestas para crear un “Estatuto de la Oposición”, según el documento.

“En este acuerdo se revive el viejo anhelo nacional de contar con un estatuto de la oposición”, destacó el exvicepresidente colombiano De la Calle.

También las FARC resaltaron la relevancia del consenso en torno a la elaboración de ese estatuto y lo consideraron “uno de los más importantes logros” de este acuerdo.

___

LA HABANA (CUBA), 06/11/2013.- El segundo jefe de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luciano Marín (c), alias Iván Márquez, lee un comunicado hoy, miércoles 6 de noviembre del 2013, junto a sus compañeros Seuxis Paucias Hernández Solarte (i), alias “Jesús Santrich”; y Jorge Torres Victoria (d), alias “Pablo Catatumbo”; durante el cierre del ciclo de conversaciones entre el gobierno colombiano y los representantes de las FARC en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa

 

Vídeos relacionados

http://www.youtube.com/watch?v=2v2s70U-Bx8

http://www.youtube.com/watch?v=7xPaUyRama0