Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Unión Europea espera informe sobre coca en Bolivia

LA PAZ, Bolivia (AP) — El representante de la Unión Europea, bloque que financió un estudio sobre la hoja de coca en Bolivia, dijo este viernes que espera mayor información sobre sus resultados para una valoración más precisa del tema.


Publicidad

El estudio conocido esta semana reveló que el consumo legal de coca en Bolivia es de 20.690 toneladas al año equivalente a 14.705 hectáreas. Bolivia hasta el año pasado contaba con 25.300 hectáreas de ese arbusto que es materia prima de la cocaína.

Según el estudio, que demoró más de tres años en realizarse, tres de cada 10 bolivianos consumen la hoja natural en sus varios usos: masticado, infusiones, pequeños usos industriales y culturales.

“El gobierno reveló algunos hallazgos interesantes pero no hemos visto los resultados y necesitamos más información”, dijo Tim Tarlot, embajador del bloque europeo en una reunión con corresponsales el viernes.

La oposición política opinó que la cantidad de coca que tiene uso legal ha sido supuestamente sobredimensionada para favorecer a los cocaleros que son el bastión del presidente Evo Morales.

Tarlot dijo que la Unión Europea sólo financió la investigación. Ha sido “decisión del gobierno” fijar en 14.705 las hectáreas de coca para uso tradicional, acotó.

Una ley fija en 12.000 hectáreas para uso tradicional. En 2004, Evo Morales, entonces líder cocalero, logró que el gobierno reconociera una parcela a su sindicato, lo que elevó el cupo a 20.000 hectáreas.

Los resultados avivaron controversias entre los dos sindicatos más grandes. Yungas y Chapare, de este último, Morales es todavía líder honorario.

Más allá de la polémica, Tarlot destacó que es la primera vez que se hace un estudio amplio que servirá para definir políticas públicas en Bolivia, considerado tercer productor de coca y cocaína del mundo después de Colombia y Perú.

El bloque europeo ha pasado ser el socio más importante en la lucha antidroga después que Morales expulsó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) en 2008 por sospechas de espionaje.

Su cooperación global para 2014- 2020 llegará a 379 millones de dólares, 17% más que el período anterior y una parte está destinada a la lucha antidroga.

Tarlot dijo que Morales ha hecho un gran esfuerzo en controlar la expansión de coca pero que todavía afronta desafíos en el combate al narcotráfico.

Aunque las incautaciones de droga aumentaron, informes privados indican que el narcotráfico aumentó en el país.

Los países europeos figuran entre los mayores destinos de la cocaína boliviana.