Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miles de ucranianos derriban la estatua de Lenin en Kiev

KIEV, Ucrania (AP) — Miles de ucranianos ocuparon el domingo una plaza en el centro de la capital para protestar contra la decisión del presidente Viktor Yanukovich de no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y en lugar de ello alinearse con Rusia.

KIEV, Ucrania (AP) — Miles de ucranianos ocuparon el domingo una plaza en el centro de la capital para protestar contra la decisión del presidente Viktor Yanukovich de no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y en lugar de ello alinearse con Rusia.


Publicidad

En momentos en que las protestas masivas continuaban por tercera semana, la reunión de Yanukovich el viernes con el presidente ruso Vladimir Putin aumentó los temores de que Ucrania esté a punto de ingresar a una unión aduanera encabezada por Rusia, algo que según los críticos dicen pudiera poner fin a su soberanía política y económica y colocar de nuevo al país bajo el control de Moscú.

Las autoridades ucranianas han dicho que la policía no actuará contra manifestantes pacíficos, pero persisten temores de que algunos activistas opositores caigan en provocaciones para que generen violencia.

La oposición convocó la protesta del domingo en Kiev, llamada la “marcha del millón”, pero la concurrencia no alcanzó esa cifra en momentos en que algunos ucranianos están cansados de la agitación diaria y otros temen la violencia, luego que la policía reprimiese brutalmente a manifestantes el fin de semana pasado.

Entretanto, líderes opositores hablaron a la muchedumbre con mensajes contradictorios, lo que deja entrever la falta de un plan de acción coherente entre los organizadores.

En una carta leída por su hija, la encarcelada dirigente opositora y ex primera ministra Yulia Tymoshenko pidió la salida de Yanukovych y rechazó conversar con su gobierno a menos que ello implique celebrar elecciones adelantadas. Tymoshenko está en prisión por cargos de abuso de poder que Occidente considera motivados políticamente.

“Yanukovich ha perdido legitimidad como presidente … él ya no es el presidente de nuestro estado; es un tirano”, escribió Tymoshenko. “No cedan, no retrocedan, no se rindan; el futuro de Ucrania está en sus manos”.

Pero su principal aliado, Arseniy Yatsenyuk, dijo la víspera que la oposición podría negociar con el gobierno si el gabinete del primer ministro Mykola Azarov es disuelto.

El líder opositor y campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko pidió también la salida de Yanukovich y elecciones presidenciales adelantadas, aunque no hay una posibilidad legal de impugnarle y prácticamente ninguna de que él renuncie por su cuenta.

“Vamos a pelear y estamos confiados en que vamos a ganar”, dijo Klitschko.

Yatsenyuk se concentró más en la destitución de Azarov, castigar a los policías que usaron la fuerza contra manifestantes y excarcelar a más de una decena de activistas opositores arrestados desde el domingo pasado. Exhortó a los manifestantes a bloquear el distrito de gobierno en Kiev, donde están las sedes del gabinete, el Parlamento y la presidencia.

Las manifestaciones comenzaron el mes pasado luego que Yanukovych decidiese no firmar un esperado acuerdo de libre comercio con la Unión Europea y optase por estrechar lazos con Rusia, que actuó agresivamente para obstaculizar el pacto con la UE.

___

María Danilova contribuyó a esta historia. Miles de ucranianos derriban la estatua de Lenin en Kiev.

Un manifestantes muestra un retrato rasgado del presidente ucraniano Viktor Yanukovich y grita "¡Cobarde!" durante un acto en Kiev en respaldo a una integración de Ucrania a la Unión Europea el viernes, 29 de noviembre del 2013.  (Foto AP/Sergei Grits)

Un manifestantes muestra un retrato rasgado del presidente ucraniano Viktor Yanukovich y grita “¡Cobarde!” durante un acto en Kiev en respaldo a una integración de Ucrania a la Unión Europea el viernes, 29 de noviembre del 2013. (Foto AP/Sergei Grits)