Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

India exige a EEUU no juzgar a su diplomática

NUEVA DELHI, India (AP) — El canciller de la India exigió el jueves que Estados Unidos desista de juzgar a una diplomática que fue arrestada y obligada a desnudarse para un cacheo en Nueva York

NUEVA DELHI, India (AP) — El canciller de la India exigió el jueves que Estados Unidos desista de juzgar a una diplomática que fue arrestada y obligada a desnudarse para un cacheo en Nueva York, y afirmó que fue víctima de un chantaje de su ama de llaves.


Publicidad

El caso ha provocado un incidente diplomático entre Washington y Nueva Delhi, que se encuentra indignada por lo que sus autoridades califican de trato denigrante aplicado a Devyani Khobragade, vicecónsul de la India en Nueva York.

El Servicio Federal de Alguaciles de Estados Unidos confirmó que había registrado a Khobragade, obligándole a quitarse la ropa, pero negó que la hubiese sometido a un registro de sus cavidades como denunció la diplomática.

Khobragade, de 39 años, está acusada de mentir en una solicitud de visa al decir que le pagaba 4.500 dólares al mes a su empleada doméstica de nacionalidad india, pero en realidad le pagaba unos tres dólares la hora, mucho menos del salario mínimo. La diplomática se declaró inocente y pagó una fianza de 250.000 dólares.

El caso ha provocado indignación en toda la India, donde la idea de que a una mujer educada de clase media se la obligue a quitarse la ropa para registrarla es algo inimaginable, excepto en los delitos más brutales. En un hecho poco común, el fiscal federal de Manhattan defendió públicamente el trato a Khobragade y se preguntó por qué hay más molestia por la forma en que se trató a la diplomática que con la manera en que ésta trató a la empleada doméstica.

El canciller indio Salman Khurshid atacó el jueves los fundamentos del caso y acusó al ama de llaves de extorsión. Dijo a la prensa que hacia mediados de año, la empleada doméstica había amenazado con denunciar a Khobragade a la policía si ella no le gestionaba un pasaporte nuevo, visa de trabajo y le pagaba una fuerte suma.

“Debemos recordar el hecho sencillo de que hay una sola víctima en este caso”, dijo Khurshid. “Esa víctima es Devyani Khobragade, una diplomática india en misión en Estados Unidos”.

Khurshid no dijo cuál era la suma que la empleada doméstica presuntamente exigía, pero dos funcionarios indios indicaron que pidió 10.000 dólares en presencia de un abogado de inmigración y dos testigos. Ambos funcionarios, que están muy al tanto del caso, hablaron bajo la condición de no ser identificados debido a lo delicado del asunto.

Tener una empleada doméstica que viva en la casa es algo común en la India, incluso entre las clases media y baja. Un salario de tres dólares la hora, aproximadamente 24 dólares diarios, es más de lo que recibe un ama de llaves bien pagada en Nueva Delhi o Bombay.

El salario normal para una empleada doméstica a tiempo completo que viva en la casa oscila en entre 100 y 150 dólares al mes, y la mayoría de las familias cubren el alojamiento, alimentos, ropa y asistencia médica.

El caso de Khobragade ha enfriado las relaciones entre ambos países y la India ha revocado ciertos privilegios a los diplomáticos norteamericanos en protesta. El secretario de Estado John Kerry llamó por teléfono a un alto funcionario indio para expresarle su pesar por lo ocurrido.