Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Netanyahu usa el programa nuclear iraní con fines políticos

Jerusalén, 8 may (EFE).- Un ex responsable de la agencia nuclear israelí acusó hoy al primer ministro Benjamín Netanyahu de “haber usado el programa nuclear de Irán con fines políticos”, y aseguró que con su actitud alarmista ha conseguido “introducir un miedo terrible e innecesario” en la población.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu muestra una ilustración mientras expresa su preocupación por el programa nuclear de Irán durante su discurso ante la 67ma sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. (AP Foto/Richard Drew)

Jerusalén, 8 may (EFE).- Un ex responsable de la agencia nuclear israelí acusó hoy al primer ministro Benjamín Netanyahu de “haber usado el programa nuclear de Irán con fines políticos”, y aseguró que con su actitud alarmista ha conseguido “introducir un miedo terrible e innecesario” en la población.


Publicidad

“El proyecto nuclear iraní será operativo sólo dentro de diez años… Y no estoy tan seguro de que busque la bomba”, asegura Uzi Ilam, coronel retirado y quien dirigió la agencia nuclear israelí entre 1976 y 1985, en una entrevista que publicará mañana el suplemento de fin de semana del diario Yediot Aharonot.

En un adelanto que el diario ofrece hoy, Ilam afirma que “las habladurías y amenazas de más sobre un posible ataque a Irán no han ayudado en nada”, y advierte de que el programa nuclear de Teherán no es como el de Irak o Siria, que “se terminaron con un solo golpe”.

Israel destruyó la central atómica de Osirak, cerca de Bagdad, en un ataque aéreo en 1981, y en 2007 hizo lo propio con otra que Siria construía en secreto en el norte del país.

“El programa iraní está disperso y enterrado bajo toneladas de tierra, hormigón y acero”, asegura quien fuera uno de los artífices del programa nuclear de Israel, país al que medios y agencias especializadas atribuyen la tenencia de hasta 200 cabezas atómicas.

“Me alegra ver que al menos por el momento se han relajado (las habladurías sobre un ataque)”, consideró sobre las constantes amenazas que hizo el Gobierno israelí entre 2011 y 2012, y que hicieron pensar que Israel estaba al borde de un ataque.

La ofensiva, que frenó la Casa Blanca, no contaba ni con el apoyo de los principales jefes de los servicios de inteligencia ni del Ejército israelí.

A decir de Ilam, el ataque hubiera desatado una guerra y no hubiese conseguido el resultado deseado, sino todo lo contrario.

“Sólo habría conseguido unir a todo el pueblo iraní detrás del régimen y le habría dado el respaldo para dedicar más recursos al proyecto”, declaró al pedir una oportunidad para las negociaciones entre la comunidad internacional y el régimen de Teherán.

Pero después del fracaso en las negociaciones de paz con los palestinos, interrumpidas desde finales de abril, Netanyahu parece haber retomado su retórica alrededor del programa nuclear de Irán.

“La mejor arma contra el programa nuclear de Irán es que (Teherán) no llegue a tenerla. También es importante que no tenga la capacidad de enriquecer uranio”, afirmó hoy en un acto público con motivo del aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

Con este mensaje, Ilam reitera la idea que ha repetido hasta la saciedad en todos los actos públicos de los últimos diez días, en los que Israel ha conmemorado el Día del Holocausto, el Día del Recuerdo a los Caídos en Servicio, y el Día de Independencia. EFE