Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“China se prepara para acciones militares intensas y de corto plazo”

Washington, 5 jun (EFE).- China mantiene su rápida expansión militar con un programa diseñado para acciones de corta duración y fuerte intensidad en la región, al tiempo que persigue un aumento de su influencia global, según el informe anual del Pentágono sobre el gigante asiático.

El documento, remitido al Congreso y divulgado hoy, indica que China continúa persiguiendo su “modernización militar integral” a largo plazo con el intento de mejorar “la capacidad de sus Fuerzas Armadas para luchar y ganar en contingencias regionales de corta duración y alta intensidad”.

La prioridad estratégica del Ejército de Liberación Popular chino (ELP) sigue siendo un potencial conflicto con Taiwán, pero también otras zonas vecinas ante las cada vez más frecuentes tensiones por las reclamaciones territoriales en el Mar de China Meridional y Oriental con Japón, Vietnam o Filipinas.

El informe recuerda que China reclama virtualmente todo el Mar de China Meridional, lo que ha incrementado la tensión con vecinos de esa ribera.

Además, el Pentágono indica que “con el aumento de los intereses, capacidades e influencia internacional de China, su programa de modernización militar se ha enfocado más en inversiones para misiones más allá de sus costas”.

El informe recuerda que Pekín quiere avanzar en su desarrollo militar y aumentar su influencia y capacidad de proyección de fuerza armada con el horizonte de 2020, para lo cual ha comenzado a operar su primer portaaviones, desarrolla un segundo e invierte con fuerza en aviación, tecnología espacial y de misiles.

El Pentágono lamenta que el gran interrogante sobre el poderío militar chino sigue siendo “la falta de transparencia sobre las intenciones chinas” y sobre su rápido aumento del gasto de Defensa.

Estados Unidos y China han intensificado sus contactos a alto nivel para mejorar la confianza entre ambas potencias y evitar malentendidos que lleven a una escalada de tensión entre Pekín, Washington y sus aliados.

En 2013, China anunció un aumento del 5,7 % en su gasto militar hasta los 119.500 millones de dólares, manteniendo más de dos décadas de ininterrumpido crecimiento de inversiones en defensa.

No obstante, el presupuesto militar de la segunda economía mundial sigue siendo unas cuatro veces menor que el de Estados Unidos, el país que más gasta en su industria militar y el mantenimiento de sus soldados.

El informe recuerda que las inversiones militares dotan a China “con una mayor capacidad para proyectar su poder a mayores distancias”. EFE


Publicidad