Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Prosiguen combates en el este de Ucrania pese al alto el fuego

Milicias Prorrusas. Foto de Archivo: La República.

Kiev, 23 jun (EFE).- Los combates entre los milicianos prorrusos y el Ejército prosiguen en el este de Ucrania en medio de las acusaciones recíprocas de violar el alto el fuego declarado el viernes por el presidente Petró Poroshenko.


Publicidad

En una conversación telefónica con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el mandatario ucraniano le “informó sobre 29 casos de violación del régimen del cese del fuego por parte de los guerrilleros de las regiones de Donetsk y Lugansk”, según el servicio de prensa presidencial.


Poroshenko añadió que “confía en que la Federación Rusa apoye su plan no sólo con palabras”, al tiempo que adelantó que no descarta “la celebración de consultas trilaterales” sobre el conflicto armado con Moscú y Bruselas antes del próximo viernes, cuando vence el alto el fuego de una semana.

Van Rompuy, por su parte, alabó el plan de Poroshenko, que incluye la aprobación de una amnistía, el desarme de las milicias y la creación de corredores seguros para que los combatientes extranjeros puedan abandonar el territorio de Ucrania.

“A día de hoy, el plan de paz de Ucrania que usted propuso lo apoyan no sólo los países de la Unión Europea sino todo el mundo”, aseguró el presidente del Consejo.

Por otro lado, mostró su preocupación por las incesantes escaramuzas en el sureste de Ucrania que ya se han saldado con centenares de muertos.

A su vez, el jefe del gobierno prorruso de la autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Borodái, denunció el incumplimiento por las tropas gubernamentales del alto el fuego.

“El llamado plan de paz de Poroshenko no se cumple. Las tropas ucranianas llevan a cabo activas operaciones de combate tres días después del alto el fuego decretado por el presidente de Ucrania“, afirmó Borodái.

Precisó que hay combates junto a las localidades de Snezhni y Biriukovo, en la vecina región de Lugansk, y, “como es habitual, en las afueras de Slaviansk”, el principal reducto de las milicias prorrusas.

Según el dirigente separatista, la Guardia Nacional ucraniana emplea la artillería “incluso contra barrios residenciales”.

No obstante, los prorrusos de Donetsk han manifestado hoy su disposición a aceptar el alto el fuego, algo que habían rechazado antes y condicionado con la inmediata retirada de las tropas desde las regiones rusohablantes de Donetsk y Lugansk.

“Si Kiev cesa el fuego nos comprometeremos a detener el fuego por nuestra parte”, dijo Borodái en una entrevista con el canal ruso Rossía 24.

La disposición de aceptar el alto el fuego fue anunciada tras las negociaciones en Donetsk entre líderes del ente separatista, el embajador de Rusia en Ucrania, Mijaíl Zurábov, y representantes de la OSCE con la mediación del expresidente ucraniano Leonid Kuchma.

Mientas, el “ministro de defensa” de la formación separatista, Ígor Strelkov, informó hoy de nuevos combates cerca de la localidad Dolina.

“Anoche, un grupo de nuestros guerrilleros atacó al enemigo cerca de Dolina. Destruimos dos vehículos blindados con lanzagranadas provocando bajas entre agentes de fuerzas especiales que iban a bordo”, escribió en su informe diario, publicado en Facebook por el “gobernador popular” de la región minera de Donbass, Pável Gubarev.

Strelkov denunció también la concentración de tropas en los distritos de Kriváya Luká e Ilyichevka, con el supuesto objetivo de atacar Slaviansk.

Y afirmó que las tropas ucranianas han instalado minas antipersonales tipo OZM-72 en los accesos a Slaviansk.

Además, el líder de los insurgentes informó de la llegada de nuevos cazas Su-25 al aeródromo de la ciudad de Mariúpol, en la región de Donetsk.

Entretanto, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Vladímir Chepovói, aseguró que las FFAA controlan ya la frontera con Rusia, para evitar la entrada de más voluntarios y material bélico desde el país vecino.

Según Cherepovói, en un total de ocho puestos fronterizos las tropas han cerrado la entrada para vehículos desde el territorio ruso.

“Pese a que se han registrado casos de cruce de la frontera (por los rusos), las tropas tienen un control de fuego absoluto sobre la línea fronteriza”, aseveró. EFE