Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gaza espera inquieta ante posibilidad de aumento en operativo israelí

Gaza, 1 jul (EFE).- Gaza observa con inquietud y se prepara para un posible incremento de los ataques israelíes, después de que la aviación israelí atacara anoche 34 objetivos islamistas y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, advirtiera que su país está listo para ampliar el operativo contra la Franja si se estima oportuno.


Publicidad

En el inicio de nueva una reunión del gabinete, convocada tras asistir esta tarde al multitudinario entierro de los tres jóvenes israelíes asesinados cerca de la ciudad palestina de Hebrón, Netanyahu reiteró que el objetivo es debilitar la infraestructura de Hamás en Cisjordania y evitar el lanzamiento de cohetes desde Gaza.

“Vamos a debilitar a Hamás en Cisjordania y a parar el lanzamiento de cohetes. Extenderemos la operación todo lo que sea necesario” sin importar el tiempo, señaló.

A este respecto, el jefe del gobierno explicó que la misión, a partir de ahora, tiene tres objetivos, el primero de los cuales es “encontrar a los asesinos y todos aquellos que participaron en el secuestro”.

“Cualquiera que esté involucrado en el secuestro y en el asesinato pagará las consecuencias. No descansaremos ni abandonaremos antes que hallemos al último de ellos esté donde esté escondido. Los encontraremos sin importar el tiempo que necesitemos. Es nuestro primer objetivo y lo llevaremos a cabo”, prometió.

Como segundo objetivo, Netanyahu subrayó la necesidad de reducir al máximo la estructura política y militar de Hamás en Cisjordania, que igualmente continuará hasta que sea necesario.

“Vamos a golpear con fuerza a los miembros de Hamás y a su infraestructura en Judea y Samaria (nombres bíblicos con los que israel se refiera a Cisjordania). Hemos arrestado a cientos de activistas. hemos clausurado decenas de instituciones, Hemos demolido casas. Seguimos activos”, subrayó.

Por último, Netanyahu reiteró que Israel actuará contra Hamás en su principal bastión: la depauperada Gaza, bajo asedio militar israelí desde que el movimiento islamista se hiciera con su control en 2007.

“Hamás aún anima a que se secuestre a nuestros ciudadanos y es responsable directo del lanzamiento de cohetes y morteros contra nuestro territorio, incluidos los de las últimas horas”, afirmó Netanyahu.

“El Ejército ha lanzado operaciones en los últimos días contra objetivos de Hamás en Gaza y en esto también seguiremos activos, Si es necesario, ampliaremos la operación”, destacó.

“Cualquiera que piense que puede lograr algo usando el terrorismo contra nosotros, seguirá equivocado y logrará el resultado contrario. Hamás es responsable, pagará y continuará pagando. Actuamos con determinación, sagacidad y la máxima responsabilidad para garantizar la seguridad de los ciudadanos”, concluyó.

El operativo bélico contra Gaza comenzó anoche tras una primera y tensa reunión del gabinete se Seguridad, dividido entre quienes apoyan una operación dura y contundente, y aquellos que abogan por la mesura.

Según fuentes palestinas, al menos cuatro personas resultaron heridas en la serie de ataques que la aviación y la armada israelíes contra numerosas posiciones militares de grupos islamistas en la Franja.

Ashraf al-Qidra, portavoz del servicio de Emergencia de la Franja, aseguró que sufrieron heridas entre moderadas y graves en un bombardeo contra uno de los antiguas colonias judías en el interior de Gaza.

Todos debieron ser ingresados en el hospital de Nasser, en la localidad meridional de Jan Younis, agregó.

Allí, los aviones israelíes atacaron un campo militar de entrenamiento usado por las Brigadas al Kasam, brazo armado del movimiento islamista Hamás, al que Israel responsabiliza del asesinato de los tres jóvenes judíos desaparecidos el pasado 12 de junio y cuyos cadáveres fueron hallados ayer.

Nada más conocerse el crimen, cuya autoría al igual que el secuestro Hamás no ha reivindicado, militantes islámicos lanzaron un cohete contra el sur de Israel, que causó un incendio pero no víctimas.

La aviación israelí, apoyada por la Armada, lanzó horas después 34 ataques, 13 de ellos cerca de la ciudad fronteriza de Rafah, contra objetivos de Hamás y de los grupos radicales “Yihad Islámica” y los Comités de Resistencia Populares.

Ante la previsión del ataque, los grupos desalojaron aquellos lugares que podían ser susceptibles de ataques israelíes, algo que al parecer han vuelto a hacer esta noche.

Desde que los estudiantes desaparecieran cerca de la ciudad palestina de Hebrón, la tensión ha aumentado en Gaza, desde donde se han lanzado más de 60 cohetes, a los que Israel ha respondido con la aviación en ataques en los que al menos han muerto seis personas, entre ellas un niño de siete años.

Esta misma tarde, y poco antes de que se volviera a reunir el gabinete de Seguridad israelí, milicianos palestinos dispararon cinco cohetes más desde Gaza, dos de los cuales cayeron en descampados del consejo regional Eshkol sin causar víctimas ni daños. EFE