Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jefe de la CIA en Berlín abandona Alemania tras el escándalo

Berlín, 17 jul (EFE).- El máximo responsable de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU en la Embajada de Berlín abandonó hoy Alemania, como pidió la semana el Gobierno de Angela Merkel tras detectar dos nuevos presuntos casos de espionaje.


Publicidad

Según fuentes del Ejecutivo alemán citadas por los medios locales, el embajador estadounidense en Berlín, John Emerson, informó al Gobierno de la salida del responsable de los servicios secretos poco antes de que se produjera.

El jefe de la CIA en Berlín, señala el diario “Süddeutsche Zeitung”, tomó a mediodía un vuelo en Fránkfort con destino a Estados Unidos.

El Gobierno alemán le pidió que abandonara el país el pasado 10 de julio tras detectar en el Ministerio de Defensa a un presunto espía al servicio de EEUU, pocos días después de haber detenido a un supuesto agente doble.

Berlín decidió dar ese paso, según explicó en un comunicado el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, “a la luz de la investigación” que llevaba a cabo el fiscal general en torno a los dos casos y teniendo en cuenta “los meses transcurridos sin obtener respuestas sobre las actividades de los servicios secretos de EEUU en Alemania”.

Ayer en rueda de prensa, después de que Merkel mantuviera una conversación telefónica con el presidente estadounidense, Barack Obama, Seibert subrayó de nuevo “las profundas diferencias de opinión” entre Berlín y Washington sobre el trabajo que deben realizar los servicios de inteligencia y asumió que se necesitará tiempo para superarlas.

“Es algo que no se soluciona con un par de conversaciones”, manifestó el portavoz, quien no quiso dar entonces una fecha para la salida del responsable de la CIA.

Se esperaba que lo hiciera, dijo, “en un plazo de tiempo razonable”; “y no estoy hablando de meses”, añadió. EFE