Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

TIME advierte que Putin “juega a la ruleta rusa”

A cuatro días de la tragedia del vuelo comercial de Malaysia Airlines derribado un por un misil mientras atravesaba el espacio aéreo ucraniano, los rebeldes prorusos siguen obstruyendo las investigaciones que permitan dar con los responsables del ataque.


Publicidad

La revista norteamericana TIME advirtió sobre los intentos de Vladimir Putin de entorpecer la investigación del derribo del vuelo MH17, y comparó el incidente con el derribo de un vuelo surcoreano en 1983 y la eventual caída de la Unión Soviética.

El 1 de septiembre de 1983 el vuelo 007 de Korean Air Lines fue derribado por un interceptor soviético sobre el Mar de Japón, lo que ocasionó la muerte de 269 personas y escaló aún más la Guerra Fría. Según TIME, en ese entonces, el Secretario General de la URSS Yuri Andropov “decidió jugar a la ruleta rusa” y derribar la aeronave.

“Treinta años después, Vladimir Putin parece jugar al mismo juego peligroso,” ya que los separatistas ucranianos pro Rusia aparentemente utilizaron un sistema antiaéreo de misiles Buk – utilizados por la Federación Rusa -. que “no habría sido parte del arsenal ucraniano confiscado por los rebeldes, sino ‘un préstamo’ de las unidades militares rusas ubicadas al otro lado de la frontera”.

“Mientras crece el enojo mundial contra Putin, el líder ruso parece estar feliz de jugar una segunda vuelta de ruleta rusa. Pero sus acciones demuestran que le agregó una segunda bala al tambor de su revólver antes de hacerlo girar,” asegura TIME, ya que “a horas del derribo, las agencias de inteligencia de los EEUU y Ucrania creen que los sistemas antiaéreos fueron trasladados a territorio ruso mientras algunos de los muertos se pudrían sobre los campos de trigo y girasol”.

Y agrega que Putin “hace todo lo posible para asegurarse que cualquier investigación que pretenda identificar que quién derribó el Boeing 777 no llegue al lugar donde cayó el avión hasta que las pistas hayan desaparecido”.

El punto más interesante de la nota es el paralelismo que establece la revista norteamericana entre el derribo del vuelo de Korean Air Lines -que en cierto modo aceleró la caída de la Unión Soviética- y el de Malaysia Airlines.

En 1983, Andropov prohibió la entrada de barcos de búsqueda a la zona en que cayó el avión. El incidente también “remarcó la sed de sangre y bancarrota moral de la Unión Soviética, Reagan lo llamó un ‘acto de barbarie’ y se quemaron banderas con la insignia del comunismo”. Esto, junto a otros conflictos que enfrentaba la Unión Soviética, le abrió el camino a Mijaíl Gorbachov y trajo el fin de la URSS.

Sin embargo, a pesar de las similitudes, TIME advierte que no se debería esperar que Putin cambie de actitud. “Gorbachov no es el héroe de Putin. Andropov sí lo es,” explica mientras describe su afición y admiración por el ex líder el partido comunista.

“Putin quiso más que restaurar el nombre de Andropov. También parece que intentó regresar al modo de pensamiento del antiguo jefe de la KGB“.

Y concluye que desde el día del incidente en que el vuelo de Malaysia Airlines terminó destrozado sobre una zona rural de Ucrania, “eso es exactamente lo que Putin ha estado haciendo”.