Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

En Colombia síntomas raros afectan a niñas de pueblo

Colombia (AP) — Las autoridades dijeron el miércoles que el viernes o la próxima semana se sabrá por qué más de 200 niñas de un municipio de la costa caribeña del país han enfermado en los últimos meses, algo que los padres de las menores atribuyen a la aplicación de la vacuna contra el virus del papiloma humano.


Publicidad

Los casos de desmayos y malestares de las jovencitas empezaron a finales de mayo pasado, pero han aumentado en los últimos días en el municipio de El Carmen de Bolívar, departamento de Bolívar, 580 kilómetros al norte de Bogotá.

“Esta situación empezó el 28 de mayo cuando llegaron al hospital siete niñas estudiantes que presentaban síntomas de dolor de cabeza, dolores en las extremidades”, explicó por teléfono a The Associated Press Francisco Vega, médico y alcalde del municipio. “Esto se incrementó en julio y agosto, y hasta anoche (martes habían llegado) a urgencias 236”.

Según Irina Juneles, defensora del Pueblo de Bolívar, los padres de las jóvenes afectadas insisten en que los síntomas han aparecido después de la aplicación de la vacuna.

Hasta ahora no se ha identificado ninguna relación entre la aplicación de la vacuna y la situación de El Carmen de Bolívar, ha dicho Alejandro Gaviria, ministro de Salud.

En tanto, Ana María Alvarez, secretaria de Salud del departamento de Bolívar, advirtió por teléfono a la AP que si bien hay preocupación por la situación de las chicas no ha habido un solo caso en que su vida haya peligrado.

Al mediodía del miércoles, habitantes de El Carmen de Bolívar —de unos 95.000 habitantes— protestaron pacíficamente con pancartas en las calles del pueblo, alegando falta de medidas rápidas de las autoridades para paliar la situación.

El Ministerio de Salud ha defendido en los últimos días la seguridad de la vacuna como medida de salud pública para controlar y reducir la incidencia del cáncer del cuello uterino entre las mujeres.

El gobierno ha dicho que la enfermedad afecta todos los años en Colombia a unas 6.800 mujeres y causa la muerte a 3.300.

El ministro Gaviria, en entrevista con la emisora local La W, enfatizó en que la Organización Mundial de la Salud ha dicho que la vacuna es segura. A través de la Organización Panamericana de la Salud, explicó, Colombia ha adquirido unos 2,9 millones de dosis del medicamento Gardasil.

“Es una tema de pánico que estamos alimentando (en referencia a otros supuestos inconvenientes que con el Gardasil se han presentado en otras ciudades)… No podemos hacer una inferencia equivocada…”, añadió.

En la opinión del médico Carlos Castro, director científico de la Liga Colombiana contra el Cáncer, la efectividad del Gardasil es de 70% y “es una vacuna muy probada”.

Veronica Trulin, jefe de comunicaciones de Merck/MSD para América Latina, la empresa que fabrica el Gardasil, indicó en un correo electrónico enviado a la AP que “no hacemos comentarios sobre especulaciones acerca de nuestros productos”, en referencia al caso de El Carmen de Bolívar.

Sin embargo, Trulin enfatizó en que “tenemos confianza en el perfil de seguridad de Gardasil”. Calculó que desde 2006 se han distribuido unos 160 millones de dosis en todo el mundo.

El alcalde Vega indicó que a Carmen de Bolívar llegaron desde la capital colombiana cuatro toxicólogos y dos epidemiólogos que recogieron muestras de algunas de las chicas afectadas —son de entre 9 y 16 años— que serán enviadas a laboratorios de Bogotá y también de España.

El fin de semana unas 120 chicas estuvieron hospitalizadas y todas han sido dadas de alta, observó el burgomaestre.

Se le preguntó a Alvarez, secretaria de salud del departamento, si podría tratarse de una histeria colectiva. “No me atrevería a decir eso”, respondió.

Pero el doctor Castro observó que era extraño que una vacuna que ha sido efectiva en millares de chicas sólo haya afectado a las del mencionado municipio del Caribe colombiano. “A mí lo que me llama la atención es que en el país se ha vacunado a millares de niñas, incluyendo a mi hija, y nunca hemos visto una cosa que tiene visos de histeria colectiva”, indicó.

Castro dijo que además que el gobierno tiene la obligación de investigar a fondo qué sucede, en general las vacunas producen una reacción, “pero no por eso vamos a dejar de vacunar, por ejemplo, contra el sarampión”.

Finalmente, Castro se preguntó por qué en los municipios aledaños a El Carmen de Bolívar, o en la misma Bogotá, no ha habido esos casos.