Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama recibe respaldo republicano para armar a los rebeldes sirios

Washington, 11 sep (EFE).- Los líderes republicanos del Congreso de EE.UU. expresaron hoy su respaldo al plan del presidente Barack Obama de armar a los rebeldes sirios, mientras la Casa Blanca pedía un voto “urgente” al respecto y el Pentágono se prepara para ampliar la ofensiva contra el yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.


Publicidad

Un día después de que Obama anunciara que atacará al EI también en Siria y pidiera al Congreso concederle más autoridad para armar y entrenar a la oposición de ese país, los legisladores se pronunciaron a favor de esa solicitud, aunque expresaron dudas y críticas sobre el enfoque de la estrategia del mandatario.

“Tenemos que dar al presidente lo que nos está pidiendo”, dijo el titular de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en una conferencia de prensa.

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, aseguró, por su parte, que a lo largo de la próxima semana, “el Congreso trabajará con la Administración para asegurar” que las fuerzas del país “tienen los recursos que necesitan para llevar a cabo estas misiones”.

La Casa Blanca quiere que los legisladores incluyan esa autoridad para apoyar a los rebeldes sirios dentro de una medida presupuestaria temporal que el Congreso votará la próxima semana.

“Nuestra preferencia es que el Congreso añada esta autoridad en la resolución (presupuestaria). Y la razón es que el presidente necesita esa autoridad lo antes posible para que el Ejército pueda escalar su asistencia a la oposición siria”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en una conferencia de prensa.

Tras obtener el compromiso de Arabia Saudí para albergar el entrenamiento a las tropas sirias, la Casa Blanca “quiere cumplir rápidamente su parte” del acuerdo y necesita que “el Congreso otorgue urgentemente esa autoridad” a Obama, explicó Earnest.

Pero en el Congreso hay dudas sobre si vincular o no la solicitud de Obama a la medida presupuestaria, que debe aprobarse antes del 1 de octubre, y lo más probable es que no haya ningún voto al respecto hasta mediados de la próxima semana como mínimo.

El pleno de la Cámara de Representantes al completo y distintos grupos de congresistas y senadores mantuvieron hoy sendas sesiones a puerta cerrada sobre la amenaza del EI con altos funcionarios estadounidenses, entre ellos el jefe del Estado Mayor conjunto, Martin Dempsey, y el asesor de seguridad nacional Tony Blinken.

“Es una oportunidad para que los miembros del Congreso que tienen dudas sobre si conceder esta autoridad a la Administración puedan obtener respuestas de altos funcionarios”, indicó Earnest.

Aunque la gran mayoría del ala republicana cree en la necesidad de una acción decisiva contra el EI, parte de los legisladores teme que las medidas delineadas por el mandatario en su discurso de anoche sean insuficientes para derrotar a los yihadistas.

“En nuestras conversaciones de esta mañana (con funcionarios del Gobierno), muchos de nuestros miembros no sienten que la campaña planteada este miércoles por la noche pueda cumplir la misión que el presidente dice, que es destruir al EI”, afirmó hoy Boehner.

El límite marcado por Obama al señalar que no enviará tropas estadounidenses a combatir en Irak o Siria parece ser una de las principales causas de controversia, dado que el sector más conservador prefiere una ofensiva en la que EE.UU. tome las riendas que un esfuerzo que dependa de múltiples actores.

No obstante, se espera que cualquier debate al respecto sea acelerado, dado que los legisladores quieren abandonar el Congreso antes de que acabe el mes para hacer campaña en sus estados de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

“Confío que podremos poner nuestras diferencias políticas a un lado y que trabajaremos juntos para otorgarle a la Administración las herramientas que necesita para combatir al EI”, subrayó hoy el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

El secretario de Estado John Kerry -que hoy obtuvo el respaldo de diez naciones árabes para una coalición de EE.UU. contra el EI- y el titular del Pentágono, Chuck Hagel, tienen previsto testificar la próxima semana en varios comités del Congreso.

Mientras, el Pentágono indicó hoy que los 475 nuevos asesores militares que Obama anunció el miércoles que enviaría a Irak comenzarán a llegar al país este fin de semana, lo que elevará a unos 1.600 el número de militares estadounidenses en el país.

Hasta ahora, la serie de bombardeos de Estados Unidos en Irak estaba limitada a ataques con motivos humanitarios o para proteger posiciones estadounidenses, pero ahora atacará a los objetivos de EI sin restricciones, con el fin de ayudar a las fuerzas iraquíes a recuperar territorio. EFE