Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama recibe a Modi para reavivar la relación con India ante el auge de China

Washington, 29 sep (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, inicia hoy dos días de reuniones con el primer ministro indio, Narendra Modi, con el objetivo de reactivar una relación que ha languidecido en los últimos años, mediante lazos comerciales y de seguridad que puedan contrarrestar el auge de China en la región.


Publicidad

Obama mantiene hoy una cena privada con Modi, quien no probará bocado porque está en ayuno debido a la festividad hindú de Navratri, y este martes sostendrá su encuentro oficial con él en el Despacho Oval, con la intención de forjar una relación mucho más profunda de la que mantuvo con su antecesor, Manmohan Singh.

“Con la llegada de Modi, Obama tiene una rara segunda oportunidad de hacer las cosas bien en India, después de dos años en los que los lazos con Nueva Delhi se han atrofiado”, escribió hoy Nicholas Burns, que fue subsecretario de Estado entre 2005 y 2008, en el diario The Washington Post.

Modi, que llegó al poder con mayoría absoluta el pasado mayo, ha incluido entre sus prioridades mejorar sus lazos comerciales tanto con China, a cuyo presidente Xi Jinping recibió este mes en Nueva Delhi, como con Estados Unidos, dentro de un enfoque pragmático destinado a impulsar la renqueante economía india.

“Para India, el principal motivo para transformar su relación con EE.UU. es la ambición de convertirse en la tercera mayor economía del mundo para 2025 y, en consecuencia, emerger también como uno de los principales actores políticos globales”, explicó Waheguru Pal Singh Sidhu, un experto en India en el centro de estudios Brookings.

Pese a dar la bienvenida al reciente anuncio de China de que invertirá 20.000 millones de dólares en la economía india, Nueva Delhi quiere lograr al mismo tiempo “garantías” de que EE.UU. reforzará la cooperación bilateral de seguridad, para “compensar el creciente poder militar” de Pekín, de acuerdo con Burns.

Estados Unidos coincide en esa voluntad de mantener lazos pragmáticos con China, pero al mismo tiempo quiere estrechar su relación con la India, igual que con Japón, para dificultar las ofensivas territoriales de Pekín y compensar su auge económico.

En ese contexto, los analistas no descartan que Obama y Modi acuerden este martes una fecha límite para concluir un tratado de inversión bilateral, algo que interesa especialmente al líder indio, que durante su visita a Nueva York se ha reunido con ejecutivos de 17 grandes compañías estadounidenses, como Google y Boeing.

No obstante, en Estados Unidos todavía hay desconfianza por la reciente decisión de India de bloquear en la Organización Mundial del Comercio (OMC) la aprobación de un acuerdo para reformar los sistemas aduaneros a escala global, debido a la preocupación por la falta de protección de su programa de subsidios agrícolas.

“Los diplomáticos de ambos lados deberían encontrar una solución intermedia que asegure que el fracaso en la OMC no haga descarrilar el revivido diálogo comercial”, opinó Singh Sidu.

Por otra parte, Modi ha aumentado el límite a la inversión extranjera directa en el sector de defensa hasta el 49 % y varias compañías estadounidenses ya han mostrado su interés en proceder con ventas militares, recordó el experto.

Además de la preocupación india por lo que ve como un acercamiento de EE.UU. a su vecino y rival Pakistán, otras áreas que han generado roces en los últimos años son la protección de la propiedad intelectual, en especial la de la industria farmacéutica, y el reclamo de más visados para informáticos indios.

India tampoco parece dispuesta a seguir el reclamo de Obama de implementar una acción global decisiva contra el cambio climático.

El ministro indio de Medio Ambiente, Prakash Javadekar, dijo la semana pasada en una entrevista con The New York Times que su país no se comprometerá a una reducción masiva en sus emisiones de carbono, porque estas son una consecuencia inevitable de su prioridad de impulsar la economía y aliviar la pobreza en el país.

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, citó hoy el cambio climático entre las áreas de las que Obama quiere conversar con Modi, junto a “la seguridad, la lucha contra el terrorismo y el fortalecimiento de ambas economías”.

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el pasado sábado, el mandatario indio reclamó una Convención Internacional contra el terrorismo internacional.

Obama “cree que fortalecer la alianza contra el terrorismo será una parte crucial de la reunión” de este martes, aseguró Earnest. EFE