Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama nombra a un “zar” para coordinar la respuesta al ébola dentro de EE.UU.

Washington, 17 oct (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, decidió hoy finalmente nombrar a un “coordinador de respuesta al ébola”, que será el encargado de gestionar los esfuerzos para combatir el virus a nivel nacional, mientras las tres personas afectadas actualmente en el país muestran signos de estabilidad.


Publicidad

Ron Klain, antiguo jefe de gabinete de los vicepresidentes demócratas Al Gore y Joseph Biden, será el llamado “zar” responsable de centralizar todas las acciones a nivel federal para responder al virus del ébola en Estados Unidos.

Ese cargo “asegura que el trabajo para proteger a los ciudadanos estadounidenses mediante la detección, aislamiento y tratamiento de pacientes con ébola en el país está integrado de forma adecuada, pero no distrae del gran compromiso de detener el ébola en origen en África Occidental”, explicó un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, en un mensaje de correo electrónico.

En un encuentro con el equipo de respuesta al ébola, Obama adelantó a última hora de este jueves la posibilidad de nombrar a un encargado que coordine los esfuerzos.

“Quizás sea apropiado nombrar a una persona adicional, no porque este equipo no haya hecho un trabajo excepcional, sino porque también son responsables de muchas otras cosas”, explicó Obama a los periodistas.

El equipo más cercano del presidente en esta crisis está formado por su secretaria de Salud, Sylvia Burwell; el director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC), Tom Frieden, y las asesoras de Seguridad Nacional Susan Rice y Lisa Monaco.

Burwell y Frieden enfrentan el inicio de la temporada de gripe y Rice y Monaco son las encargadas de coordinar la ofensiva de EE.UU. contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

Por ello, el mandatario indicó que “ampliar el ancho de banda” con la inclusión de Klain puede “asegurar mejor la respuesta” del Gobierno.

El citado funcionario de la Casa Blanca descartó que Obama vaya a celebrar un acto formal hoy para anunciar la designación del “zar” contra el ébola, e indicó que Klain responderá directamente ante Rice y Monaco.

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, instó hoy en una reunión de diplomáticos internacionales en Washington a elevar la respuesta internacional con más dinero y ayuda para las naciones de África Occidental que están combatiendo el virus en su origen.

Kerry calificó la batalla como “una prueba de la ciudadanía global”, y aseguró que solo se había recabado un tercio de los fondos solicitados por Naciones Unidas, que cifró las necesidades de financiación en alrededor de 1.000 millones de dólares.

Asimismo, la Casa Blanca emitió hoy un comunicado para informar a la población acerca de los riegos “mínimos” de contagio del virus del ébola, y advirtió de que, dada la cobertura mediática, “es muy fácil malinterpretar los hechos y tergiversar la verdad”.

La Administración estadounidense afronta crecientes críticas por su respuesta al ébola en EE.UU. y ha descartado, de momento, vetar los viajes desde los países más afectados por el brote (Liberia, Guinea Conakry y Sierra Leona), como han solicitado varios miembros republicanos del Congreso, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

La preocupación en Estados Unidos ha ido en aumento después de la muerte por ébola en Dallas de Thomas Eric Duncan, de origen liberiano, y la detección del virus en dos de las enfermeras que le cuidaron durante los diez de días previos a su fallecimiento.

Las enfermeras contagiadas que trataron a Duncan en Dallas, Nina Pham y Amber Joy Vinson, han sido trasladadas al centro de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Bethesda (Maryland) y al Emory Hospital de Atlanta, respectivamente, y ambas se encuentran “estables”.

Las críticas se han concentrado en el viaje en avión de Amber Joy Vinson desde Cleveland (Ohio) a Dallas (Texas) este lunes, cuando ya tenía un poco de fiebre.

El director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, reconoció ayer, en una audiencia ante el Congreso, que la enfermera no debería haber viajado, aunque fue un funcionario de los CDC quien le dio el visto bueno porque su fiebre estaba por debajo del umbral fijado por el organismo.

Por su parte, el tercer enfermo de ébola, Ashoka Mukpo, el periodista de la cadena NBC repatriado de Liberia tras contagiarse, está siendo tratado en un centro hospitalario de Nebraska, y también ha dado muestras de mejoría.

Según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia de ébola que asuela a Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona ha infectado a más de 9.000 personas, de las cuales más de 4.500 han fallecido. EFE