Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela reafirma su malestar con España llamando a consultas a su embajador

Nicolás Maduro. Foto de Archivo, La República.

Caracas, 28 oct (EFE).- El Gobierno de Venezuela volvió a mostrar hoy su disgusto por las declaraciones del jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, sobre el caso del opositor venezolano Leopoldo López, llamando a consultas a su embajador en España en medio de “una revisión global” de sus relaciones con el país europeo.


Publicidad

El Gobierno de Nicolás Maduro atribuyó esta reacción diplomática a las declaraciones de Rajoy, que en un encuentro con la esposa de López, Lilian Tintori, la semana pasada, mostró su preocupación por el político juzgado por los hechos de violencia durante una marcha antigubernamental a principios de año.

El presidente español expresó su preocupación por las condiciones en las que se pueda desarrollar el juicio de López, así como la necesidad de respetar la libertad de expresión y el derecho de manifestarse pacíficamente en Venezuela.

En un breve comunicado, la Cancillería venezolana informó hoy de que el Gobierno “ha decidido llamar a consulta al Embajador de la República Bolivariana de Venezuela acreditado en el Reino de España, a partir de la presente fecha”.

La decisión forma parte “del proceso de revisión integral de las relaciones diplomáticas con el Reino de España, como consecuencia de las declaraciones injerencistas del jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy”, agregó la Cancillería.

El pasado viernes, dos días después del encuentro entre Rajoy y Tintori, Maduro anunció en transmisión de radio y televisión que había ordenado al Ministerio de Exteriores hacer una “revisión global” de las relaciones con España.

Maduro calificó la actitud del presidente de Rajoy con respecto a ese caso como un acto “inamistoso, de injerencismo y de apoyo a los grupos de ultraderecha que ejercen la violencia en Venezuela”.

El mandatario acusó a Rajoy de creerse el “rey todavía”.

“Con mi patria no te metas Rajoy, Venezuela se respeta ¿oyó? bastante paciencia le hemos tenido a gente como usted de ultraderecha que viene ahora a apoyar grupos responsables de la muerte de más de 40 venezolanos, responsable de los ataques terroristas”, recalcó entonces.

El encuentro entre Tintori y Rajoy formó parte de una gira de la esposa del político venezolano por Europa con el objetivo de exponer el caso de López y la buscar la solidaridad de la comunidad internacional.

Tintori anunció ayer que próximamente iniciará otra gira por Latinoamérica con el mismo fin, y pidió un pronunciamiento especial de la reelegida presidenta de Brasil, Dilma Roussef.

Hoy el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que el Gobierno de España ha llevado a cabo “gestiones muy discretas” para que se ponga fin a la violencia en Venezuela y se fomente el diálogo.

Además, García-Margallo aseguró que España seguirá “muy de cerca” la situación en el país latinoamericano tras ser consultado en el Senado de su país sobre si el Gobierno español está preocupado por la detención de opositores políticos y manifestantes en Venezuela.

Mientras tanto, López se negó a acudir la audiencia de su juicio que debió celebrase hoy y pide que los tribunales se pronuncien sobre la recomendación de liberarle que ofreció un Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas hace dos semanas.

López, específicamente, está acusado por instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos que se produjeron al término de una marcha el 12 febrero y que se saldaron con tres muertos y decenas de heridos y detenidos.

Después de esa jornada de protesta se dio inicio en el país a una ola de manifestaciones antigubernamentales que se extendió cuatro meses y que dejó 43 muertos, además de cientos de personas heridas y detenidas.

Esta es la segunda vez desde que Maduro accedió a la presidencia que Venezuela llama a consultas a su embajador en España. La misma decisión se adoptó en abril de 2013 después de que el Gobierno español dijera que tomaba “nota” de la victoria de Maduro en los comicios del 14 de abril y abogase por un recuento electoral.

Maduro decidió entonces llamar a consultas al embajador de Caracas en Madrid y pidió una rectificación.

La tensión se suavizó posteriormente con un encuentro en Madrid entre los cancilleres de ambos países, aunque se reavivó tres meses después, cuando Maduro decidió someter a examen las relaciones con España tras un incidente que sufrió el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, durante un tránsito por Europa.EFE