Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Menos tensión en Ferguson, donde los indignados boicotean el “viernes negro”

Protestas en Ferguson por inocencia de policía que mató a Michael Brown. Foto : AP

Tras los graves disturbios de hace días por la exoneración del policía blanco que mató al joven negro Michael Brown, la tensión ha disminuido en Ferguson (EE.UU.), donde los indignados por esa decisión hicieron hoy un llamamiento a boicotear el popular día de rebajas conocido como “viernes negro”.


Publicidad

Una campaña impulsada en las redes sociales con la etiqueta “Blackout Blackfriday” (“Apaga el viernes negro”) invita a los ciudadanos a no gastar hoy un sólo dólar en compras navideñas, que empiezan en Estados Unidos tras el Día de Acciones de Gracias.

El boicot ha recibido el apoyo de varias estrellas afroamericanas de Hollywood, como Ryan Coogler, Jesse Williams, Kat Graham y Mic

La iniciativa quiere dar continuidad a las protestas contra el veredicto del gran jurado que el pasado lunes decidió no imputar al agente Darren Wilson, de 28 años, por la muerte de Brown, de 18 años y tiroteado este agosto tras robar una caja de cigarrillos en un supermercado de Ferguson, un suburbio de San Luis (Misuri).

El fallo judicial provocó el lunes y el martes por la noche en la localidad -de unos 20.000 habitantes, la mayoría de raza negra- unos disturbios raciales que desembocaron en la detención de más de 120 personas y causaron cuantiosos destrozos en edificios y automóviles que ardieron en llamas, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo.

La indignación se extendió a 170 ciudades de todo el país, donde miles de personas demandaron justicia, y obligó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a hacer un llamamiento a la calma.

Decenas de indignados por el veredicto expresaron su repulsa a última hora del jueves en un establecimiento de la cadena Target, en Brentwood, cerca de Ferguson, al grito de “¡Manos en alto, no disparen!”.

“Tuvimos una protesta la pasada noche. Fue pacífica. Estuvieron cantando”, confirmó hoy a Efe el gerente de Target, Ian Machie.

No había rastro de manifestación alguna esta mañana ante ese centro comercial, donde se veían clientes con carros llenos de gangas que transitaban por un aparcamiento lleno de vehículos.

“No he visto a nadie manifestándose hoy. Más temprano, había muchos policías y agentes del FBI (Buró Federal de Investigaciones)”, relató a Efe Stephanie, empleada de un establecimiento situado frente a Target.

Al igual que en ese centro, otra protesta acaeció el jueves por la noche en la superficie de la cadena de supermercados WalMart próxima a Ferguson, donde un grupo de ciudadanos cantó consignas como “Sin justicia no hay paz. No a una Policía racista”.

Sin embargo, la Policía de San Luis emitió este viernes un comunicado a primera hora para confirmar que el día transcurría sin incidentes.

“Hemos recibido muchas consultas sobre la seguridad en centros comerciales y tiendas. Actualmente, no hay constancia de alborotos, protestas o problemas en ninguna zona comercial del condado de San Luis”, aseguró el cuerpo policial.

Algunos ciudadanos sí secundaron el boicot, como la afroamericana Michelle, una empleada de un centro de atención al cliente de una empresa en San Luis.

“Lo respeto y lo apoyo. Hoy no hago compras de Navidad”, subrayó a Efe Michelle, quien exigió la dimisión de las “autoridades” que han gestionado el caso de Michael Brown, como el fiscal Robert McCulloch, quien anunció este lunes el veredicto del gran jurado.

McCulloch ha sido cuestionado, entre otras razones, porque su padre fue un agente de policía de San Luis asesinado por un sospechoso armado hace cincuenta años.

Parecida opinión tiene Kathlee, una empleada de hotel de origen austríaco-irlandés con “mucha familia” en Ferguson.

“Como sociedad, tenemos que permanecer unidos. No puedes mirar el color de la piel de gente. Debemos limpiar nuestro sistema político”, declaró a Efe Kathlee, quien aseguró que la Policía de Ferguson sólo cuenta con “dos agentes negros”.

Muestra de que la enorme tensión del inicio de la semana se ha disipado es la escasa presencia de manifestantes durante las dos últimas noches en la avenida de South Florissant ante el Departamento de Policía de Ferguson, epicentro de las protestas y custodiado por la Guardia Nacional (fuerza militar de reserva).

El agente Wilson, que disparó el pasado 9 de agosto contra Brown en circunstancias aún por esclarecer públicamente, afirmó este martes que lamenta el suceso pero que tiene “la conciencia tranquila”.

Wilson sostiene que Brown le agredió e intentó apoderarse de su arma, versión que contradice el relato de algunos testigos, entre ellos un amigo que acompañaba a la víctima.

Según esos testigos, el agente efectuó varios disparos contra el joven cuando éste iba desarmado y con los brazos en alto, en actitud de sometimiento.

La muerte de Michael Brown desató una ola de violencia y reabrió el debate sobre la supuesta discriminación racial que practica la Policía en Estados Unidos. EFE