Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Espía liberado por Cuba a cambio de agentes de “Los Cinco” trabajó para CIA

Rolando Sarraf Trujillo, exagente de la CIA, liberado por Cuba.

Washington, 18 dic (EFE).- El espía liberado por Cuba a cambio de los tres agentes cubanos del grupo de “Los Cinco” condenados en 2001 que aún estaban encarcelados en EE.UU. trabajó en secreto para la CIA y ha sido identificado como Rolando Sarraff Trujillo, según publican hoy varios medios estadounidenses.


Publicidad

La primera información sobre la identidad del espía la publicó la revista “Newsweek”, que afirma que Sarraff Trujillo es un excriptógrafo de la Dirección de Inteligencia de Cuba que trabajó en secreto para la CIA, la agencia estadounidense de inteligencia, hasta que fue detenido a mediados de los noventa.

Tras anunciar su liberación, ni el Gobierno de EE.UU. ni el de Cuba le identificaron y la Casa Blanca dijo únicamente que se trata de un agente de inteligencia que estuvo preso en la isla durante casi 20 años.

Según funcionarios estadounidenses citados hoy por el diario “The Washington Post”, la liberación de Sarraff Trujillo era una prioridad para la inteligencia estadounidense dentro del acuerdo con Cuba.

Sin mencionar su identidad, un portavoz de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) de EE.UU. sostuvo que el agente jugó “un papel decisivo” en la identificación de varios espías cubanos en territorio estadounidense.

De acuerdo con varios medios, Sarraff Trujillo habría proporcionado información clave para la detención del llamado grupo de “Los Cinco” en 1998.

La liberación de Sarraff Trujillo fue acordada a cambio de la de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, los tres agentes cubanos de “Los Cinco”, condenados en 2001, que todavía permanecían presos.

Ellos tres, más René González y Fernando González, fueron detenidos en 1998 en Estados Unidos cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI) desmanteló la red de espionaje cubana “Avispa”, que actuaba en el sur de Florida.

Todos admitieron que eran agentes del Gobierno cubano “no declarados” ante EE.UU., pero dijeron espiar a “grupos terroristas de exiliados” que conspiraban contra el entonces presidente Fidel Castro, y no al Gobierno estadounidense.

Este miércoles también fue liberado el contratista estadounidense Alan Gross, condenado en 2011 a 15 años de cárcel en Cuba por actividades subversivas, pero no como parte de un canje, sino “por razones humanitarias”, según la Casa Blanca.

Todas estas liberaciones se dieron en el marco del histórico anuncio de los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y Cuba, Raúl Castro, acerca del inicio de un proceso que permita normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas desde 1961. EFE