Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kayla Mueller, cuarta estadounidense muerta en manos yihadistas

Washington, 10 feb (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos confirmó hoy la muerte de la cooperante Kayla Mueller, de 26 años, en lo que supone el cuarto fallecimiento de un ciudadano estadounidense en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI).


Publicidad

Desde el pasado viernes, las agencias de inteligencia estadounidenses trataban de corroborar la información aportada por los yihadistas según la cual Mueller había muerto en los bombardeos lanzados en Siria el 6 de febrero por las Fuerzas Aéreas de Jordania, como represalia al anuncio del asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh la semana pasada.

La noticia de la muerte de la cooperante fue confirmada por la Casa Blanca y la familia de la joven en sendos comunicados divulgados esta mañana.

Poco después, el presidente estadounidense, Barack Obama, llamó a los padres de Kayla, Carl y Marsha Mueller, para “ofrecerles sus condolencias y oraciones” y agradecerles el “compromiso” de su hija por “ayudar a los que más lo necesitaban”.

En la conversación, Obama se comprometió “a perseguir sin descanso a los terroristas responsables del cautiverio y muerte” de la joven cooperante y recalcó que su Gobierno “está preparado para ayudar a la familia en las difíciles semanas y meses que hay por delante”, de acuerdo con Bernadette Meehan, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

La confirmación definitiva se produjo después de que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) comprobó la autenticidad de unas fotografías enviadas a la familia de Mueller en un correo electrónico por parte de los yihadistas durante el fin de semana.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses no han ofrecido detalles del lugar ni las circunstancias de la muerte de la joven cooperante, que había sido capturada en agosto de 2013 cuando salía de un hospital en la ciudad siria de Alepo.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, evitó precisar estas cuestiones pero remarcó que “lo que no está en duda es que el Estado Islámico (EI), sea cual sea lo que causó su muerte, es responsable”.

En la misma línea se expresó el secretario de Estado, John Kerry quien afirmó en una nota que “el EI y solo el EI es la razón por la que Kayla se ha ido”.

“Todos los estadounidenses lloran su pérdida, una joven estadounidense caritativa que representaba todo lo bueno del espíritu humano”, indicó el jefe de la diplomacia de Washington.

La familia de la joven aseguró que había guardado “silencio” desde 2013 para no socavar una posible liberación de la trabajadora humanitaria, cuyo nombre no se hizo público hasta el pasado viernes.

“Tenemos el corazón roto al informar que hemos recibido confirmación de que Kayla Jean Mueller ha perdido la vida”, señalaron sus padres.

“Kayla fue una humanista devota y compasiva. Dedicó toda su joven vida a ayudar a aquellos en búsqueda de libertad, justicia y paz”, agregaron.

Esta es la cuarta muerte de un rehén estadounidense del Estado Islámico, después de los decesos de los periodistas James Foley y Steven Sotloff y del trabajador humanitario Peter Kassig el año pasado.

En su encuentro con los periodistas, el portavoz de la Casa Blanca adelantó que Washington tiene constancia de “al menos” otro ciudadano estadounidense retenido en Oriente Próximo, aunque eludió precisar el país o la identidad de sus captores.

“No voy a entrar en discusiones específicas sobre los casos de individuos que están retenidos, principalmente porque no creemos que sea positivo para sus intereses discutirlos públicamente”, dijo Earnest.

Podría tratarse del periodista Austin Tice, quien desapareció en agosto de 2012 a las afueras de Damasco, y cuyos padres han revelado su identidad para tratar de lograr su liberación. EFE

* Foto de Portada: Fotografía de archivo sin fecha provista por el periódico Daily Courier donde se ve a la cooperante estadounidense Kayla Mueller, quien trabajo para ‘Support to Life’ en Turquía, hablando en el Club Kiwanis de Prescott sobre la situación en Siria y los esfuerzos para construir un segundo campo para refugiados sirios en Turquía, en Prescott (Az. EE.UU.). El Gobierno de Estados Unidos confirmó hoy la muerte de la cooperante Kayla Mueller, de 26 años, en lo que supone el cuarto fallecimiento de un ciudadano estadounidense en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Desde el pasado viernes, las agencias de inteligencia estadounidenses trataban de corroborar la información aportada por los yihadistas según la cual Mueller había muerto en los bombardeos lanzados en Siria el 6 de febrero por las Fuerzas Aéreas de Jordania, como represalia al anuncio del asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh la semana pasada. La noticia de la muerte de la cooperante fue confirmada por la Casa Blanca y la familia de la joven en sendos comunicados divulgados esta mañana. EFE