Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El presidente de Siria admite recientes “reveses” con los rebeldes

BEIRUT (AP) — El presidente sirio Bashar Assad admitió este miércoles haber sufrido recientes “reveses” en la guerra con los rebeldes que tratan de derrocarlo, pero prometió que sus fuerzas se recuperarán para los intensos combates que libran con rebeldes en el norte del país.


Publicidad

La inusual admisión de derrota tiene lugar después de una serie de avances de la oposición en el norte y en el sur que desalojaron a las fuerzas de Assad de algunas de sus posiciones.

Los reveses debilitaron la noción de que Assad está camino a derrotar la rebelión que lleva ya cuatro años. También socavan la afirmación de Assad de que su gobierno constituye un foco de resistencia al grupo extremista Estado Islámico, que a su vez había eclipsado a los rebeldes en el último año.

Assad habló durante una visita a una escuela en Damasco para conmemorar el Día de los Mártires. Es normal tener “idas y vueltas, ganancias y pérdidas, avances y retrocesos”, afirmó. “Todo fluctúa excepto una cosa, que es la fe en el soldado y su convicción sobre la victoria definitiva. Por eso, cuando ocurren reveses, es nuestro deber como sociedad impulsar la moral del soldado y no aguardar que él impulse la nuestra. Es un movimiento mutuo”.

A la vez, Assad desmintió especulaciones en la prensa de que sus fuerzas están en peligro por considerarlas “propaganda” y aseguró que no está preocupado.

Las fuerzas del gobierno se retiraron de la ciudad de Idlib, en el norte, después de ser desalojadas por los rebeldes opositores a fines de marzo, a los que siguieron la ciudad estratégica de Jisr al-Shughour y la base militar de Qarmeed la semana pasada.

Sus soldados se encuentran acosados en los pocos bastiones que mantienen, incluso el hospital nacional de Jisr al-Shughour, donde están parapetados desde que los rebeldes ocuparon la ciudad el 25 de abril.

Assad prometió que sus fuerzas prevalecerán allí. “Dios mediante, el ejército se conectará pronto con esos héroes sitiados en el hospital de Jisr al-Shughour para seguir la batalla para erradicar el terrorismo”. (I)