Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al Qaeda en Siria arrebata al régimen una base importante

Al Qaeda

El Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y otras facciones rebeldes arrebataron hoy al ejército del presidente sirio, Bachar Al Asad, el control del cuartel de Al Mastuma, el mayor de la provincia septentrional de Idleb, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


Publicidad

El Observatorio precisó que los insurgentes lograron el dominio de la base y de la ciudad homónima tras expulsar a las fuerzas leales al régimen.

Por su parte, en un mensaje en Twitter el Ejército de Al Fatah, una agrupación de brigadas opositoras de tendencia islamista que ha colaborado con el Frente al Nusra, anunció que sus fuerzas “han liberado” el cuartel.

Esta base era uno de los puntos principales que quedaban en manos del régimen sirio en la provincia de Idleb, que está casi bajo control total de los opositores.

A continuación, los opositores prosiguieron el avance hacia el sur y tomaron la población de Al Nahlaya.

Al menos quince efectivos gubernamentales fallecieron durante la jornada de hoy en los enfrentamientos contra los insurgentes en esa zona y en los alrededores de Al Mastuma.

Algunos soldados y milicianos del régimen se han replegado hacia las áreas que controlan en la localidad de Ariha, al sur de Al Nahlaya.

Asimismo, unos 150 partidarios de Al Asad se han concentrado en unas almazaras próximas a Al Mastuma.

En paralelo, la aviación gubernamental bombardeó distintas áreas de Idleb.

En la provincia, tan solo quedan en poder del régimen las poblaciones de Ariha y Mehambal, las montañas de Al Arbain, el aeropuerto militar de Abu Zuhur -cercado por los islamistas desde hace más de dos años- y dos pueblos habitados por chiíes.

La ciudad de Idleb, tomada por los rebeldes a finales de marzo, es la segunda capital provincial fuera del control del régimen, tras Raqa, ocupada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Desde que los opositores se hicieron con el control de la localidad de Idleb, el pasado 28 de marzo, los aviones y helicópteros gubernamentales han lanzado un total de 2.053 ataques en toda la provincia, que han causado la muerte de 401 civiles, 99 de ellos menores, según las cifras difundidas hoy por el Observatorio. EFE (I)