Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Movimientos sociales brasileños se movilizan en favor de Rousseff

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff. Foto: EFE/Fernando Bizerra Jr./Archivo

Los sindicatos y movimientos sociales de Brasil se movilizan este jueves en defensa del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, ante la expectativa de que el número de manifestantes aumente con las marchas previstas en Sao Paulo y Río de Janeiro.


Publicidad

Las concentraciones, que hasta el momento tuvieron lugar en ocho de los 27 estados brasileños, buscan respaldar al Gobierno de Brasil después de las multitudinarias manifestaciones que el domingo sacaron a la calle a unas 900.000 personas en más de 200 ciudades del país, para pedir, entre otros puntos, la destitución de Rousseff.

A pesar del respaldo a la presidenta, los organizadores de las marchas aclararon que las manifestaciones de este jueves también expresan el rechazo de los sindicatos y movimientos sociales al severo plan de ajuste fiscal lanzado por el Ejecutivo para enderezar la economía del país.

Las medidas de austeridad incluyen una fuerte disminución de los gastos públicos y un aumento de la recaudación por la vía tributaria, lo que ha enfriado todavía más la economía, que si se cumplen las proyecciones oficiales, se contraerá un 1,5 % este año.

Las concentraciones también trasladaron el repudio de la izquierda hacia el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien hace unas semanas anunció su ruptura personal con el Gobierno, a pesar de su formación, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), forma parte de la coalición aliada.

Según medios locales, Cunha será denunciado esta semana por el Ministerio Público por su supuesta implicación en el caso de corrupción de la petrolera estatal Petrobras, por el cual están siendo investigados medio centenar de políticos, la mayoría de la base aliada de Rousseff.

El comienzo de las protestas de este jueves a favor del Gobierno tuvo una escasa participación en comparación con las marchas del domingo pasado, aunque los organizadores confían en aumentar el público en la manifestación de Sao Paulo, prevista en el periodo de la tarde.

La Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor unión sindical del país y vinculada históricamente al oficialista Partido de los Trabajadores (PT), precisó la víspera que los actos de este jueves suponen una defensa de la democracia y “un vehemente repudio a la amenaza de golpe (de Estado) orquestada por sectores conservadores”.

El PT, en su propaganda política de televisión, movilizó esta semana a sus militantes para que reforzaran la marcha en un momento en el que el partido se encuentra fuertemente debilitado por la corrupción de Petrobras y los índices de popularidad de Rousseff, que están en mínimos históricos. EFE (I)