Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Muere un palestino, y otros doce son heridos, enfrentados al ejército de Israel

Un joven palestino yace en el suelo mientras sostiene el cuchillo con el que acaba de apuñalar a un soldado israelí, tras ser abatido en la ciudad palestina de Hebrón, hoy, 16 de octubre de 2015. El asaltante palestino se disfrazó de fotógrafo de prensa y atacó al soldado, hiriéndole de forma moderada. Fuerzas en el lugar respondieron a la amenaza y dispararon al atacante, lo que resultó en su muerte, según informaron fuentes del Ejército israelí. EFE/Abed Al Haslhamoun

Gaza, 16 oct (EFE).- Un palestino murió y otros doce resultaron heridos por disparos israelíes en enfrentamientos con el Ejército en el norte de la franja de Gaza, informaron fuentes médicas palestinas.


Publicidad

El joven falleció de un disparo en la cabeza y el resto de víctimas sufrieron heridas también de bala, confirmó el portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf Al Qedra, quien señaló que el enfrentamiento tuvo lugar cerca del puesto de control fronterizo con Israel de Erez.

Docenas de jóvenes se acercaron a la valla de separación en distintos puntos en el norte, sur y este de la franja y empezaron a lanzar piedras a los soldados, que respondieron con munición real, balas recauchutadas y gases lacrimógenos.

Una portavoz del Ejército israelí explicó a Efe que “cientos de palestinos se congregaron a lo largo de la verja y tiraron piedras y neumáticos ardiendo para tratar de dañar la valla, lo que supone un riesgo a la seguridad”.

“La amenaza de infiltración es una amenaza directa a las comunidades cercanas. Se ha declarado una zona de militar cerrada en los alrededores de Nahal Oz”, precisó la portavoz militar, quien añadió que se está “disparando y utilizando medios de dispersión de masas contra los principales instigadores”.

Los incidentes comenzaron tras la difusión por televisión de un mensaje de Ismail Haniye, jefe de facto del Gobierno en Gaza y segundo en la jerarquía del movimiento islamista Hamás, que afirmó que la nueva Intifada palestina “está empezando y debe continuar”.

“La Intifada debe ser más violenta para defender Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa”, dijo el dirigente islamista, quien añadió que “el espíritu de la resistencia” ha de ser más profundo “para bloquear todos los intentos de extinguir las llamas de la Intifada”.

“Las llamas de la Intifada se están haciendo más fuertes cuando entran en su tercera semana”, resaltó, pese a que ayer se registró una jornada de calma, la primera sin ataques en ocho días.

El pasado viernes, Haniye también pronunció un discurso incendiario en la principal mezquita de Gaza capital, en el que instigó al levantamiento.

Tras ello, decenas de jóvenes asaltaron la valla de separación con Israel y lanzaron piedras y cócteles molotov a los soldados israelíes, enfrentamientos en los que murieron ocho palestinos.

Según fuentes médicas palestinas, en lo que va de mes han fallecido 12 palestinos y 200 han resultado heridos en choques con los soldados en Gaza.

En Cisjordania y Jerusalén Este el número de heridos supera los 2.000 y el de muertos se eleva a 22, el último de ellos abatido esta mañana tras atacar y herir a un soldado israelí en la ciudad palestina de Hebrón.

En Israel han fallecido por ataques palestinos 7 personas en la oleada de violencia que sacude la región en las últimas dos semanas. EFE