Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Embajador de Venezuela ante OEA: “Almagro está desahuciado políticamente”

Luis Almagro. Foto: OEA

Washington, (EFE).- El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bernardo Álvarez, considera que el secretario general del ente, Luis Almagro, “está desahuciado políticamente” e “inhabilitado” para hacer cualquier gestión sobre su país por su posición “sesgada”.

Publicidad

“Tiene una posición política que asume los planteamientos de la oposición venezolana y eso lo inhabilita para hacer ninguna gestión en relación a Venezuela como secretario general”, afirmó el diplomático en una entrevista con Efe en Washington.

“Está políticamente desahuciado, su comportamiento lo ha puesto al margen, no hay ninguna confianza, ni legitimidad, ni credibilidad para que juegue un papel en función de su cargo con los asuntos que tienen que ver con Venezuela”, añadió.

Álvarez explicó el malestar del Gobierno de su país con la postura crítica adoptada por Almagro desde la sede de la misión venezolana de la OEA en Washington, donde llegó en octubre para sustituir a Roy Chaderton.

Solo un piso más arriba está el despacho de embajador ante la Casa Blanca que tuvo que abandonar en 2010 por un conflicto diplomático entre ambos países, tras el cual no han vuelto a tener embajadores.

El diplomático vuelve a Washington, una ciudad que siente como su casa, en un momento de fuerte tensión entre Almagro y su Gobierno, a raíz de las cartas y mensajes críticos con Venezuela emitidas por el titular de la OEA desde el pasado mes de septiembre.

“Cuando iba a ser nombrado (secretario general) de la OEA, no era el candidato que nosotros queríamos, pero ahí hubo una gestión muy importante de un gran político que todos queremos, Pepe Mujica, quien dijo que era importante dar esa oportunidad, y se esperaba del señor Almagro un cambio de actitud en la OEA”, explicó Álvarez.

Almagro llegó a la OEA en mayo con el aval de sus años de canciller del reconocido expresidente de Uruguay José Mujica y fue recibido con un amplio apoyo entre los países miembros, que reclamaban un cambio tras una década de gestión de José Miguel Insulza.

A pesar de ser un político de izquierdas, dice Álvarez, Venezuela “siempre supo” que Almagro tiene una postura política “que asume” los planteamientos de la oposición venezolana y por eso recelaron de él ya cuando participó en 2014 como canciller en la misión de Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para facilitar el diálogo político en Venezuela.

El diplomático aseguró que entonces los cancilleres de Colombia, Ecuador y Brasil “ya sabían que Almagro no podía ser” (parte de ese diálogo) porque “tenía una posición tomada sobre Venezuela”.

Consultada por Efe a este respecto, una fuente de la OEA aseguró que Almagro estuvo en reuniones de Unasur en marzo y abril de 2014, y participó en todas las reuniones con el Gobierno, la sociedad civil y la oposición “con un posicionamiento consecuente en defensa de la democracia y los derechos humanos”.

“Almagro participó en la reunión final con el presidente Nicolás Maduro, en la redacción del comunicado y en la elección de los tres cancilleres que se quedaron como testigos”, precisó.

Esa misma fuente de la OEA consideró “extraño” que un diplomático como Álvarez “llegue a forjar un relato tan burdo y distorsionado” sobre Almagro y “un ataque personal sin argumentos de ninguna índole”.

“Resulta que lo quieren ‘inhabilitar’ también por el hecho de haber planteado con claridad una serie de hechos que hacen a la esencia de la democracia y el respeto a los derechos humanos y del proceso electoral en curso. Y en ningún momento estos hechos fueron contrapuestos, salvo con insultos”, sostuvo la fuente.

“En relación a la Venezuela pre Maduro, el secretario general, desde su actual puesto o en su función anterior como canciller, siempre ha reconocido la obra realizada por el expresidente Hugo Chávez Frías en beneficio de su pueblo y América Latina”, añadió.

Mejorar las relaciones de Venezuela con la OEA era uno de los grandes retos con los que Almagro asumió la Secretaría General pero la tensión está en uno de sus momentos más álgidos cinco meses después de su llegada y a las puertas de unas parlamentarias claves en el país este domingo, 6 de diciembre. EFE

(I)

Publicidad