Ecuador. domingo 22 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Clínica de MSF en Siria es destruida por bombardeos

Captura de pantalla de un vídeo cedido por el Ministerio de Defensa de Rusia que muestra los objetivos localizados por los aviones del ejército ruso antes de ser bombardeados hoy, miércoles 18 de noviembre de 2015, en Siria. La aviación rusa centró hoy sus bombardeos en las columnas con camiones cisterna que suministran petróleo al Estado Islámico (EI) entre Siria e Irak, en un intento de romper las líneas de suministro de los grupos yihadistas. EFE/SERVICIO DE PRENSA DEL MINISTERIO DE DEFENSA RUSO/

BEIRUT, Líbano (AP) — Varias personas murieron y resultaron heridas el lunes en un ataque aéreo que destruyó una clínica improvisada respaldada por Médicos Sin Fronteras en el norte de Siria, indicaron activistas y cooperantes.


Publicidad

El ataque destruyó la instalación apoyada por MSF en la localidad noroccidental de Maaret-al-Numan, en la provincia de Idlib, dijo Mirella Hodeib, portavoz del grupo, también conocido por su acrónimo MSF.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que aviones rusos de combate habían atacado el hospital improvisado, destruyendo el centro médico y matando a nueve personas. El Observatorio, que monitorea las cifras de bajas en la guerra civil siria iniciada hace cinco años, dijo que también hubo docenas de heridos en el ataque.

Las tropas sirias han lanzado una ofensiva en el norte de Siria bajo apoyo aéreo ruso en la última semana. La ofensiva por tierra se ha centrado en la provincia norteña de Alepo, mientras que el bombardeo del lunes alcanzó a la clínica en la cercana provincia de Idlib.

“Todo el edificio se ha derrumbado”, dijo el activista opositor Yahya al-Sobeih, que habló por teléfono desde Maaret al-Numan. Cinco personas murieron cerca de la clínica y “se cree que todos los miembros del equipo médico que estaban dentro han muerto”, añadió.

Empleados y paramédicos trabajaban para retirar los escombros, señaló. El edificio de cuatro plantas era en su día una fábrica de concreto, pero servía como clínica improvisada durante la guerra civil siria. La estructura recibió el impacto de cuatro misiles.

Al menos un paciente murió y nueve empleados sirios estaban desaparecidos, indicó un responsable humanitario, que no estaba autorizado a hablar con los medios y habló bajo condición de anonimato. El responsable no dio más detalles.

Las cifras de víctimas en Siria son a menudo contradictorias y poco firmes, y no pueden verificarse de forma independiente debido a la inaccesibilidad de las zonas de conflicto.

Mientras tanto, en Bruselas, altos cargos de la Unión Europea pidieron el lunes a Turquía que suspenda sus actividades militares en Siria, después de que tropas turcas bombardearan posiciones de una milicia curda respaldada por Estados Unidos durante el fin de semana.

“Hace sólo unos días, todos nosotros, incluida Turquía, decidimos sentados en una mesa los pasos para desescalar y conseguir un cese de hostilidades”, indicó el lunes la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini.

Más combates “obviamente no es lo que esperábamos”, señaló.

“Tenemos el plan para el cese de hostilidades y creo que todo el mundo tiene que guiarse por eso”, dijo a su vez el ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria de la UE.

La principal facción curda en Siria, las Unidades de Protección Popular, ha sido el grupo más efectivo para combatir al grupo Estado Islámico, pero Turquía parece intranquila con los recientes avances de la milicia. (I)

Por BASSEM MROUE