Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ONU buscan formas de ayudar a civiles cercados por el Estado Islámico

Integrantes del Estado Islámico afuera de una comisaría en Nínive, Irak, en una foto sin fecha tomada de un cibersitio de extremistas islámicos el 19 de septiembre del 2014. La foto ha sido verificada y sus contenidos se ajustan a la información que maneja la AP. (Foto AP)

Ginebra (EFE).- La ONU dijo hoy que avanza en la planificación del lanzamiento desde el aire de suministros humanitarios para los 200.000 civiles sitiados por el grupo yihadista Estado Islámico en la localidad de Deir ez-Zor (noreste de Siria).


Publicidad

La operación se realizará desde “una altitud elevada”, con aviones especialmente acondicionados para este fin y con una tripulación experimentada, precisó la portavoz en Ginebra del Programa Mundial de Alimento (PMA), Bettina Luescher.

Este organismo, que funciona como el brazo logístico de la ONU, tendrá a su cargo esta misión, durante la cual se arrojarán con paracaídas alimentos y artículos esenciales para la supervivencia.

Los aviones partirán de la región, pero todavía se barajan dos opciones.

“Es importante entender que estamos planeando esto, que esperamos hacerlo y trabajamos contra el tiempo, pero todavía estamos en la etapa de planeamiento”, comentó Luescher.

La portavoz confirmó, en cambio, que “la situación es devastadora” en Deir ez-Zor, en donde ninguna ayuda humanitaria ha entrado desde hace veintiún meses.

“La escasez de alimentos es crítica”, aseguró, tras señalar que los alimentos que se comercializan allí llegan a costar hasta 16 veces más con respecto a los precios que regían antes del cerco armado impuesto por el grupo terrorista.

En la operación participará la Media Luna Roja Árabe Siria, cuyos miembros se encargarán de recoger y distribuir los alimentos una vez que éstos hayan aterrizado.

“Vamos a proporcionar entrenamiento e información a estos trabajadores humanitarios”, agregó la portavoz.

“Es obvio que estamos ante una operación complicada. Los lanzamientos aéreos son siempre el último recurso para nosotros porque las rutas terrestres son mucho más fáciles, efectivas y menos caras, pero haremos lo que sea necesario para que esto ocurra de manera segura”, explicó.

La compañía con la que se piensa trabajar ha brindado el mismo tipo de servicio a la ONU en Sudán del Sur en los últimos años.

La operación en Deir ez-Zor forma parte de una más amplia de la ONU para aportar ayuda a dieciocho localidades sirias cercadas sea por fuerzas gubernamentales o por grupos armados opositores.

Así, la organización consiguió este miércoles hacer entrar ayuda humanitaria vital para 82.000 civiles en cinco localidades del noroeste de Siria y de la región de Damasco, y espera poder llegar al resto en los próximos días. EFE (I)

is/tcr