Ecuador. Jueves 30 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bolivia vota para aprobar o rechazar nueva reelección de Evo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, deposita su voto hoy, domingo 21 de febrero de 2016, en el colegio Villa 14 de Septiembre, en el municipio del mismo nombre situado en el Chapare, el feudo sindical y político del mandatario, situado en la región de Cochabamba (centro). Morales expresó su deseo de que los ciudadanos participen masivamente en el referendo en que se aprobará o rechazará una reforma constitucional para permitirle volver a ser candidato en las elecciones de 2019 en busca de un cuarto mandato hasta 2025. EFE/JORGE ABREGO

LA PAZ, Bolivia (AP) — Un clima de tranquilidad vivía Bolivia el domingo en el inicio de un referendo de resultado impredecible para aprobar o rechazar una reforma a la Constitución que permitiría al presidente Evo Morales una cuarta postulación en las próximas elecciones.

Publicidad

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral, Katia Uriona inauguró la jornada electoral con un llamado a los bolivianos a concurrir a las urnas de forma “masiva, pacífica y democrática”.

Cerca de 30.000 mesas fueron habilitadas para recibir la votación de 6,5 millones de electores.

La reforma propone modificar el artículo 168 de la Constitución vigente desde 2009 para subir de dos a tres el número de mandatos presidenciales consecutivos permitidos.

Morales y García Linera iniciaron su primer período en 2006, el segundo en 2010 y el tercero en 2015, por lo que correspondería que el siguiente mandato que buscan sea identificado como el cuarto.

Sin embargo, debido a un fallo del Tribunal Constitucional ese nuevo mandato posible se contaría como si fuera el tercero.

Según ese tribunal, el primer periodo de Morales (2006-2010) no debe computarse para ese recuento porque Bolivia fue refundada como Estado Plurinacional en 2009, año en que también se aprobó la Carta Magna que ahora se pretende modificar.

Si se aprueba la modificación, Morales y García Linera podrán presentarse otra vez como candidatos para buscar un mandato hasta 2025, cuando Bolivia cumplirá 200 años de su independencia.

Si la reforma es rechazada, el partido del mandatario deberá buscar a otros candidatos.

Poder, sexo y muerte

En las últimas semanas, un escándalo amoroso que compromete al presidente y seis muertes en disturbios callejeros generaron un clima de zozobra. Las encuestas anticipaban una ajustada pugna entre el SI y el NO a la reelección hasta hace dos semanas, antes de que Morales admitiera en televisión haber tenido una amante secreta que en 2013 fue designada gerente comercial de una transnacional china a la que el gobierno adjudicó obras públicas por casi 500 millones de dólares.

El mandatario negó “tráfico de influencias”, pero el caso atizó la campaña y sembró dudas en el electorado al ser la primera denuncia que afecta directamente a Morales, cuyo partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), se vio salpicado de escándalos de corrupción.

Una semana después, el domingo pasado, la última encuesta que la ley permite, demostró que la intención de voto por el Sí había caído al 25%. Mientras que por el NO se mantenía en 48%.

Gabriela Zapata, la amante de Evo Morales, posando para la revista 'Tiempos del Sur'.

Gabriela Zapata, la amante de Evo Morales, posando para la revista ‘Tiempos del Sur’.

Pero en los días siguientes ocurrió la muerte de seis funcionarios opositores en la vecina ciudad de El Alto, feudo de Morales, en medio de fuertes sospechas de que agitadores vinculados al oficialismo incitaron el saqueo y quema de documentos que los compromete en corrupción en esa alcaldía que el MAS administró hasta hace un año.

Los seis funcionarios murieron asfixiados por el humo y las llamas que bloquearon las salidas del edificio edil. La policía, que está bajo la tutela del gobierno, es blanco de críticas por intervenir tarde en la protesta.

Ambos hechos eclipsaron la campaña oficialista que estuvo centrada en la exitosa gestión económica y el fuerte liderazgo político de Morales que en los 10 años que lleva en el poder ha ganado todos los comicios con holgada mayoría.

El sábado la calma regresó a la ciudad de El Alto tras el sepelio de las víctimas en la víspera. El resto del país vivía un clima tranquilo, según informaron autoridades. Cerca de un centenar de observadores internacionales de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y de la OEA entre otros vigilarán el proceso.

El Tribunal Supremo Electoral informó que todo está listo para los comicios. Cualquiera sea el resultado Morales seguirá en el gobierno hasta las elecciones presidenciales a finales de 2019.

El mandatario votará en el Chapare, la región cocalera del centro de Bolivia. Todas las actividades públicas y privadas han sido suspendidas, tampoco hay transporte público para permitir que los ciudadanos acudan a votar. El voto es obligatorio.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante el cierre de su campaña por el "Sí" al referendo constitucional, en El Alto, Bolivia, el miércoles 17 de Febrero de 2016. Los bolivianos irán a las urnas el domingo para decidir si reforman la Constitución y permitir a Morales competir, o no, por un cuarto período presidencial de manera consecutiva. (AP Foto/Juan Karita)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante el cierre de su campaña por el “Sí” al referendo constitucional, en El Alto, Bolivia, el miércoles 17 de Febrero de 2016. Los bolivianos irán a las urnas el domingo para decidir si reforman la Constitución y permitir a Morales competir, o no, por un cuarto período presidencial de manera consecutiva. (AP Foto/Juan Karita)