Ecuador. Jueves 19 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Así quedó Palmira, tras 10 meses bajo el yugo del Estado Islámico

En esta imagen sin fecha proporcionada por la agencia siria de noticias SANA, las ruinas de la antigua ciudad de Palmira, en Siria. Palmira es una joya arqueológica que las tropas sirias recuperaron de manos del grupo Estado Islámico el domingo 27 de marzo de 2016. (SANA via AP)

El ejército sirio recuperó hoy el control total de la ciudad siria de Palmira, que ha estado más de diez meses bajo el yugo del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y la amenaza de destrozar sus ruinas grecorromanas, Patrimonio Mundial de la Unesco.

Publicidad

Una fuente militar citada por la agencia oficial siria de noticias, SANA, confirmó que las fuerzas progubernamentales “acabaron con las últimas agrupaciones de terroristas del grupo ‘Dáesh’ (acrónimo árabe del EI) y sus escondites”.

La misma fuente precisó además que, para recuperar el control de la localidad, ubicada en la provincia de Homs, los artificieros del Ejército sirio debieron peinar toda la ciudad en busca de minas y artefactos explosivos.

Además, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que las fuerzas sirias estuvieron apoyadas por milicias sirias, árabes y asiáticas, así como por consejeros rusos, para acabar con los combatientes del EI tras intensos combates que comenzaron de madrugada.

Asimismo, aviones y helicópteros de los ejércitos sirio y ruso respaldaron a las tropas con bombardeos a las posiciones de los extremistas, añadió la ONG, que cuenta con una amplia red de activistas sobre el terreno.

El Observatorio agregó que los hombres armados del EI se retiraron hacia las localidades de Al Sujna, Al Taiba, Al Kum y Haql al Hel.

Según el recuento de la ONG, más de 400 yihadistas y de 180 miembros del régimen sirio y sus milicias afines han muerto en la ofensiva de Palmira, que comenzó hace tres semanas.

Tras hacerse ayer con el control de la ruinas grecorromanas y hoy con el dominio completo de la ciudad, el ejército sirio irrumpió después en el aeropuerto de la localidad, informó también el Observatorio.

Allí, mantiene enfrentamientos con combatientes del EI que están parapetados en el lugar.

Según la ONG, también se están produciendo choques en los alrededores de la prisión de Palmira.

Un soldado sirio celebra con su bandera a los pies de uno de los edificios que sobrevivió a la batalla - Crédito: AP

Un soldado sirio celebra con su bandera a los pies de uno de los edificios que sobrevivió a la batalla – Crédito: AP

Con respecto a la recuperación de esta simbólica ciudad, el presidente sirio, Bachar al Asad, señaló que este “logro” de sus tropas es una “nueva evidencia de la eficacia de la estrategia del ejército sirio y sus aliados en la guerra contra el terrorismo”, informó SANA.

Además, indicó que esa estrategia es más efectiva que la de la coalición internacional liderada por EEUU que bombardea posiciones yihadistas en Irak y Siria.

Para Al Asad, la alianza “carece de seriedad en luchar contra el terrorismo y ha logrado muy poco desde su creación hace un año y medio”, cuando comenzó a bombardear objetivos del EI en suelo sirio.

En ese sentido, la Comandancia General del Ejército y las Fuerzas Armadas sirias declaró en un comunicado que la recuperación de la ciudad de Palmira es una “prueba más” de que es la única fuerza capaz de luchar contra el terrorismo en Siria y erradicarlo.

“Este logro supone un contundente golpe al grupo terrorista EI, afectará enormemente a la moral de sus mercenarios y supondrá el inicio de su derrota”, agregó la nota.

Además, el Ejército sirio destacó la importancia de la recuperación de Palmira, dada su ubicación geográfica, en el cruce entre varias regiones del centro, norte, sur y este del país.

También puso de relieve su relevancia simbólica por su pasado histórico y como uno de los principales centros turísticos del país.

La jefatura castrense indicó que Palmira constituye además una base de apoyo para ampliar las operaciones militares contra “Dáesh” en varios frentes, especialmente en los de las provincias de Deir al Zur y Al Raqa, en el este de Siria.

También precisó que esta reconquista es importante para estrechar el cerco al EI y cortar la línea de abastecimientos en las zonas bajo su control.

La recuperación de Palmira coincide con un alto el fuego en Siria entre el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones, la principal alianza opositora, del que está excluido el EI.

El EI conquistó Palmira el 20 de mayo pasado y, desde entonces, ha dinamitado tres torres funerarias del siglo I d.C., el templo de Bel, el templete de Bal Shamin y el arco del triunfo.

Las autoridades sirias, en colaboración con la Unesco, planean restaurar en breve esos tres últimos monumentos, según anunciaron ayer las autoridades sirias.

La reconquista de Palmira se produce en paralelo al desarrollo de una operación a gran escala del ejército de Irak contra los yihadistas en la provincia de Nínive, cuya capital, Mosul, es el principal feudo de los radicales en el territorio iraquí. EFE (I)

Foto difundida por la agencia oficial de noticias siria SANA, muestra la antigua ciudad de Palmira, una joya arqueológica. (AP)

Foto difundida por la agencia oficial de noticias siria SANA, muestra la antigua ciudad de Palmira, una joya arqueológica.
(AP)

Publicidad