Ecuador. sábado 18 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dolor y reproches a 25 años atentado contra embajada Israel

Un hombre asiste a la ceremonia oficial para conmemorar el 25 aniversario de los ataques terroristas contra la embajada de Israel en Buenos Aires, Argentina, el viernes 17 de marzo de 2017. En 1992, el atentado dejó 22 muertos y cientos de heridos. (AP Foto/ Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) — Familiares de víctimas y sobrevivientes del atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires hace 25 años, el primero cometido por el extremismo islámico fuera de Oriente Medio, cuestionaron la incapacidad de la justicia argentina para capturar a los responsables del ataque, por el que volvieron a inculpar a Irán.


Publicidad

¿Cuánto años más vamos a tener que esperar?”, preguntó Gabriel Pitchón, sobreviviente y uno de los oradores del acto por un nuevo aniversario del atentado ocurrido el 17 de marzo de 1992, con un saldo de 22 muertos y más de 200 heridos.

“Señores de la Corte Suprema, las palabras que puedan decir pueden herirnos. El silencio es un asesino serial. Sin justicia dudo que haya república”, agregó Pitchón desde un escenario montado en una plazoleta donde antes estaba el edificio de la embajada destruido con una carga de explosivos acondicionados en una camioneta Ford F 100 que se detuvo al frente.

Por tratarse de una sede diplomática, la investigación del ataque está a cargo del máximo tribunal, el cual determinó que el ataque fue cometido por la organización terrorista Hezbolá presuntamente en represalia por el asesinato de un líder de esa organización ocurrido un mes antes en Líbano.

Hasta el momento no hay detenidos ni condenados por el ataque.

“Irán estaba detrás del atentado, Irán lo planificó, Irán mediante su brazo ejecutor Hezbolá fue quien lo ejecuto”, afirmó Yuval Rotem, director general de la cancillería de Israel que llegó a Buenos Aires para asistir al homenaje. “No descansamos, no descansaremos, la mano que se levanta contra nosotros será destruida cuando llegue el día”.

En tanto, el actual embajador de Israel en Buenos Aires, Ilán Sztulman, reclamó a las autoridades argentinas: “no podemos olvidar, no podemos dejar que este acto abominable pase. No podemos transcurrir otros 25 años y que los asesinos responsables de este acto sigan libres como si nada pasó en Teherán, y continúan difundiendo esta ideología obscena que glorifica la muerte y no la vida”.

“Irán se rehúsa dejar a que lleguemos a la verdad”, apuntó Sztulman. En contraste, según el diplomático, “Israel y Argentina son dos naciones aliadas, amigas, que buscan la paz. Somos dos pueblos en la búsqueda de la verdad”.

La causa por la investigación del atentado contra la embajada fue declarada imprescriptible por la Corte Suprema, que ordenó en 2015 como última medida la captura internacional de Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman, señalado como presunto agente operativo de Hezbolá.

Antes había pedido la captura internacional de Imad Mughniyah, responsable de la Yihad Islámica y del aparato de seguridad central y exterior de Hezbolá al momento de cometerse el atentado. Mughniyah murió en 2008 en un atentado en Siria, según Interpol.

Dos años después del atentado contra la embajada se produjo otro ataque contra un centro comunitario judío en Buenos Aires, con un saldo de 85 muertos. La justicia argentina también responsabilizó por este hecho a Hezbolá con la supuesta complicidad de Irán.

(i)