Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez del Supremo niega pedido de Temer para devolver denuncia a la Fiscalía

El presidente de Brasil Michel Temer dijo que combatirá las acusaciones de que aprobó el pago de un soborno a un exsenador encarcelado por corrupción, durante un discurso nacional desde el palacio presidencial de Planalto en Brasilia, Brasil, el jueves 18 de mayo de 2017. Fue su primera aparición desde que el diario Globo publicó el miércoles un reporte de que Temer fue captado en una grabación respaldando el pago para el presidente del Senado, Eduardo Cunha. (AP Foto/Ricardo Botelho)

El juez de la Corte Suprema de Brasil Luiz Edson Fachin negó un pedido de la defensa del presidente Michel Temer para devolver a la Fiscalía la denuncia presentada en su contra la semana pasada por asociación ilícita y obstrucción a la Justicia, informaron hoy fuentes oficiales.


Publicidad

El magistrado alegó que en el plenario del Supremo ya tramita otro pedido de los abogados del mandatario sobre la validez jurídica de los acuerdos de cooperación firmados por ejecutivos del grupo JBS, quienes fundamentaron una primera denuncia contra Temer por corrupción pasiva y gran parte de la segunda por los citados cargos.

Los once miembros del tribunal retomarán este miércoles el juicio sobre esa cuestión en el que la defensa de Temer solicita que la segunda querella no sea remitida a la Cámara de Diputados, teniendo en cuenta la posibilidad de rescisión de esos acuerdos de cooperación con integrantes del grupo JBS.

El asunto “ya está bajo juicio en el pleno del tribunal. Por tanto, nada a conceder“, justificó Fachin en su decisión.

La defensa de Temer pedía devolver a la Fiscalía la denuncia por asociación ilícita y obstrucción a la Justicia bajo la premisa de que varios de los hechos imputados al gobernante son anteriores al ejercicio de su mandato presidencial, que se inició el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff.

La Constitución brasileña recoge que un presidente solo puede ser objeto de un proceso penal cuando se trata de hechos ocurridos durante el ejercicio de su mandato y no anteriores.

El ya ex fiscal general Rodrigo Janot, quien fue sustituido en la víspera por la procuradora Raquel Dodge, señaló al presentar la nueva denuncia contra el presidente que, pese a la anulación de los testimonios, las “pruebasque implican a Temer sonválidas” y aportan “indicios” de que incurrió en prácticas corruptas.

En ella, Temer fue acusado de haber actuado como “líder de una organización criminal” junto con otros importantes miembros de su partido, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), desde mayo de 2016, cuando asumió el poder.

No obstante, para el abogado de Temer, Antonio Claudio Mariz de Oliveira, los cargos son “un absurdo” al incluir “hechos pretéritos”.

En caso de que el Supremo considere procedente la denuncia, la decisión final será tomada por la Cámara de Diputados, órgano que ya archivó y rechazó en agosto pasado la primera querella por corrupción pasiva.

En la Cámara Baja, primero sería analizada en la Comisión de Constitución y Justicia y luego en el pleno del órgano legislativo.

Para que la denuncia sea aceptada tendrá que ser aprobada por al menos dos tercios (342 votos de los 513 diputados) del pleno de la Cámara de Diputados, donde Temer conserva una amplia mayoría que le permitió seguir en el poder. EFE

(I)