Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Apuntan a la hipótesis de que el submarino argentino sufrió una “explosión”

Buenos Aires (AP) — La Armada argentina informó el jueves que el sonido detectado durante la búsqueda de un submarino que desapareció con 44 tripulantes a bordo es consistente con una explosión no nuclear.


Publicidad

El vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi, dijo que se ha informado a los familiares de la tripulación y que continuará la búsqueda hasta que haya plena certeza.

“Se recibió una información de un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con un explosión”, dijo Balbi en conferencia de prensa en la sede de la Armada en Buenos Aires.

Agregó que “este evento… coincide con la información recibida por Estados Unidos… de lo que ellos llamaron que hubo el día miércoles 15 a las 10.31 hora local (1531 GMT) de una anomalía hidroacústica”.

Balbi explicó que la información fue recibida el jueves por la mañana a través del embajador argentino en Austria, luego de que el sonido fuera analizado por diferentes agencias que no precisó.

“Diferentes fuentes, hidrófonos (micrófonos subacuáticos) situados en distintas partes del mar, coinciden. De acuerdo a este informe hubo una explosión”, agregó Balbi.

El vocero de la Armada no quiso hacer conjeturas sobre la causa de la explosión y sostuvo que “hasta que no tengamos ninguna evidencia certera no podemos dar ninguna afirmación concluyente”.

El submarino ARA San Juan se comunicó por última vez con tierra el 15 de noviembre cuando navegaba desde Ushuaia, en el extremo austral del país, hacia su base en el puerto de Mar del Plata, 400 kilómetros al sureste de Buenos Aires.

La teniente de la Armada estadounidense Lily Hinz dijo el miércoles que el sonido no se podía atribuir a la vida marina ni a algún fenómeno oceánico natural. “No fue una ballena y no es un sonido recurrente”, explicó Hinz.

Más de una decena de aviones y buques de más de una docena de países participan de la búsqueda del submarino a pesar del mal tiempo y las olas de hasta seis metros de altura. La búsqueda abarca unos 480.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente la superficie de España.

El submarino diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana debía llegar el lunes a su base en Mar del Plata.

Balbi indicó que la avería que el capitán del submarino había reportado en su última comunicación “ya había sido subsanada, informada y continuaba navegando”, por lo que evitó relacionarla con la explosión.