Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Demasiada democracia?

Por David Ochoa

En Ecuador no hay una democracia idealista, en la que tienen el mismo peso la opinión la decisión de todos los ciudadanos por igual. Lo que tenemos en realidad es varios grupos de poder (varias “élites”) tomando decisiones sobre el destino de la sociedad, mientras la mayoría de ciudadanos sólo avalan las posiciones de una u otra élite, tanto en las urnas como en la llamada opinión pública. Es lo que Robert Dahl llama una “poliarquía”, un gobierno de muchos, no una democracia.

Por David Ochoa


Publicidad

En Ecuador no hay una democracia idealista, en la que tienen el mismo peso la opinión la decisión de todos los ciudadanos por igual. Lo que tenemos en realidad es varios grupos de poder (varias “élites”) tomando decisiones sobre el destino de la sociedad, mientras la mayoría de ciudadanos sólo avalan las posiciones de una u otra élite, tanto en las urnas como en la llamada opinión pública. Es lo que Robert Dahl llama una “poliarquía”, un gobierno de muchos, no una democracia.

Esta teoría de “élites gobernando” no es el discurso sabatino de los “poderes fácticos”. De hecho, quienes detentan ahora el poder político también son una élite, principalmente profesores de la FLACSO, ex alumnos de la UCSG y docentes cuencanos, en el caso de Alianza País. Durante estos cuatro años, con mayor o menor medida -y con estrategias de todo tipo-, esa élite ha conseguido que la mayoría de la población valide sus propuestas. Tal vez el apoyo popular haya menguado, pero es innegable que sigue existiendo y es ampliamente mayor al de otras alternativas.

En una poliarquía confluyen componentes de liberalismo, de republicanismo y, también, de democracia, que se combinan de manera variable y dinámica según el lugar y la época. El componente liberal defiende la existencia de libertades inherentes al ser humano y rechaza la invasión del Estado en la libertad individual. Los postulados de la república son, básicamente, el sistema de pesos y contrapesos y la sujeción a la ley (el “rule of law” de los gringos). La vertiente democrática defiende que toda decisión sea tomada por la mayoría de la población.

En la poliarquía de EE.UU., el componente liberal es muy fuerte, seguido del republicano, mientras que el democrático es relativamente débil. Los franceses valoran más los principios democráticos y republicanos, en desmedro del liberalismo. A diferencia de esas poliarquías centenarias y muy institucionalizadas, en nuestras poliarquías latinoamericanas y tropicales destaca la vertiente democrática.

Nuestro Ecuador tiene un alto componente democrático, pero menos nivel de republicanismo y liberalismo. Esta amalgama no es reciente ni originada por la Revolución Ciudadana, sino probablemente es su causa: es el apoyo popular el que puso a Correa en el Gobierno y el que lo sostiene desde entonces. La democracia llevó a Montecristi a permitir el voto de migrantes, jóvenes, militares, policías y presos; a asignar recursos para campañas electorales y a prohibir la publicidad electoral privada; y también a establecer instituciones como el Consejo de Participación Ciudadana, las comisiones ciudadanas de selección o los consejos nacionales de igualdad, a los que se accede por sorteo o rotación que son mecanismos de selección de autoridades reconocidos por la teoría de la democracia, junto con el mecanismo de elección popular.

El primer gobierno de Correa comenzó con un fuerte componente liberal. Gabriela Calderón enumeró, hace algunos meses, medidas liberales promovidas por Correa como: eliminar la agremiación obligatoria, suprimir el permiso de salida del país, reconocer la unión homosexual, reducir las penas para “mulas”, etc. Pero desde la limitación al alcohol, las prohibiciones comienzan a aparecer en los compromisos SIGOB…

No creo que la pasada Consulta Popular haya lesionado la vertiente republicana, porque en muchos países el Ejecutivo participa del Consejo de la Judicatura y la administración de la Función Judicial no es lo mismo que la administración de justicia: El Consejo de la Judicatura no decide quién es inocente o culpable. El delegado de Correa al Consejo transitorio lleva a pensar que su prioridad será la modernización y automatización de los juzgados.

Creo que el resultado de la Consulta Popular no muestra un rechazo al Presidente Correa, sino el temor (justificado o no) de que a fuerza de democracia -de votos- se reduzca la vertiente liberal. El reto de la Asamblea Nacional (y de los concejos municipales para la pregunta sobre animales y espectáculos) es preservar las libertades individuales sin burlar la decisión popular: el enriquecimiento no puede implicar presunción de culpabilidad; la definición de qué es un “medio de comunicación nacional”, quién es un “director” o cuándo un accionista es “principal” debe estar claramente establecido en la Ley. Llevar la no afiliación al IESS ante los jueces puede ser positivo, porque actualmente el IESS resuelve denuncias inclusive a veces sin oír a la parte acusada.

9 Comentarios el ¿Demasiada democracia?

  1. Un poco complicado establecer un sistema democrático sin partidos, asunto que no es nuevo: la gente apoya a un grupo, por poco tiempo, o a veces menos, como ha ocurrido. Nuestras alternativas no son ideológicas, son personalistas. Estupendo artículo.

  2. El “no hay partidos” no es un fenómeno de ahorita: de hecho, no ha habido partidos desde antes -incluso- de la “larga y triste noche”. no los hay y probablemente tampoco los haya después: maquinarias electorales es lo que hay.
    Es decir, hemos tenido ya, desde 1978, sistema de partidos… ¡sin partidos!

  3. En criollo en nuesro país lo que existe y existieron fueron mafias criollas de politiqueros.
    Veamos o leamos la historia politiquera desde 1830 hasta la fecha. Ahí tenemos la respuesta a tanta ignominia e ineptitud política.

  4. Boletinerupcion // martes 14 de junio de 2011 en 19:11 //

    Por favor comunicarse con boletín digital ERUPCIÓN boletinerupcion@yahoo.com

  5. estoy totalmente de acuerdo q la democracia es la voz de los cuidadanos por medio del voto y ser tomado en cuenta es lo mas q se a visto en conflicto durante estos ultimos meses, el no poder expresarnos libremente de lo q pensamos y queremos pa nuestro pais, sino callamos? a mi criterio no estoy viviendo en un pais de democracia, donde esta la libertad de expresion q nos garantiza la constitucion y la declaracion universal de los derechos humanos?, no es esta la norma suprema a la cual debemos remitirnos todos los ecuatorianos para vivir en un pais salvaguardado por normas q nos protegen de toda arbitrariedad de la autoridad publica.

  6. Roxana German Pimentel // martes 14 de junio de 2011 en 22:58 //

    de acuerdo totalmente con su teoria de la democracia en la actualidad los gobiernos se remite a la decisión del pueblo soberano, a decidir q es lo mejor para nuestra sociedad por medio del voto o en si es una estrategia politica para hacernos creer que hay una democracia y que se nos toma en cuenta en las decisiones tomadas por los legisladores,ya que todos como ciudadanos y sujetos de derechos tenemos que ejercerlo por votacion popular. pero la democracia tambien es decir lo que piensas ya sea por medio del voto o por un medio de comunicacion,pero si este lo coartamos o limitamos, estamos poniendo trabas a nuestra libertad, que la constitucion mismo nos garantiza por ser un estado constitucional de derechos,y que se nos hace efectivo por medio de la tutela judiciaL establecida en la constitucion, entonces debemos o no luchar por expresar nuestras opiniones?, ser escuchados?, y ser tomados en cuenta?, como una joven estudiante de derecho y proxima a graduarme si me preocupa la situacion actual del pais, ya que este es el pais que voy a manejar profesionalmente y lo que mas anhelo es un pais libre y democratico, garantizta de los derechos humanos y totalmente equitativo en los cuales todos nos ayudemos para prosperar en el ambito politico,economico y social, pero mas aun para tener una mejor relacion del mandatario con su pueblo.

  7. Excelente articulo Sr Ochoa!!! permitame felicitarlo de haber encontrado un articulo que luego de varias leidas,me  forma una vision solida y clara de los feudos gobernantes,la poliarquia en que vivimos e instruye para que los lectores entren en contexto las decisiones gubernamentales actuales de alguna manera a pesar de que no son de complacencia total ,nos llevan mas cerca de la democracia que pregonamos tanto. Imprimalo y repartanlo que en realidad vale!!

  8. Lamentablemente la democracia, aunque perfectible, como forma de gobierno sea ya anacrónica,  miramos que en nuestro País (léase Ecuador no el feudo de el Sr. PRE$I curiosamente llamado PAI$) el ejercicio del poder es Plutocratico y el mayor ejemplo de ello la nueva “Correocracia”, evolución de la vieja obseleta y oxidada partidocracia, y en ese proceso de evolución la CORREOCRACIA en tiempo record ya SE HA TOMADO TODOS LOS PODERES.

    A criterio personal el ejercicio no es de mucha o poca democracia, el ejercicio del movimiento PAI$ y su cabecilla el Excmo. Sr. Presidente evidencian que el gobierno del pueblo y para el pueblo es un slogan que sirve para opulentas violaciones a la buena fé de los gobernados.

    Es hora de darnos cuenta que el nombre del juego no es “Democracia”, que la cancha de juego no es País, que las normas ni la estructura de ellas no las conocemos como las conoce el PRE$I, así pues Rafiko ha enmarcado el juego entre las vallas de PAI$, es localista permanente, su barra de robo_ministros, cuyasesores y demás mentores cuidan que pensemos que jugamos en cancha propia cuando hasta la taquilla ya se nos han llevado. DESPIERTEN.

Los comentarios están cerrados.