Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Siria se merece algo mejor

Por Gustavo Domínguez
Quito, Ecuador

Analizar la situación de Siria no es nada fácil. La lucha entre la razón y el corazón calienta la pluma tornándola insostenible. La objetividad fácilmente se opaca con una niebla helada olor a muerte e impotencia. Nadie acierta la salida en un campo minado donde todos han contribuido a plantar violencia e intolerancia. Es que acaso la primavera Árabe solo nos anunciaba flores imperfectas o será como la canción de la Jurado que nos advierte: que jamás duró una flor dos primaveras.

Por Gustavo Domínguez
Quito, Ecuador


Publicidad

Analizar la situación de Siria no es nada fácil. La lucha entre la razón y el corazón calienta la pluma tornándola insostenible. La objetividad fácilmente se opaca con una niebla helada olor a muerte e impotencia. Nadie acierta la salida en un campo minado donde todos han contribuido a plantar violencia e intolerancia. Es que acaso la primavera Árabe solo nos anunciaba flores imperfectas o será como la canción de la Jurado que nos advierte: que jamás duró una flor dos primaveras.

Creo ahora, luego de haber celebrado la creatividad con que se identificó a estos movimientos pro democracias en el Oriente Medio, que nunca debió haberse comparado a esa espléndida agitación juvenil, que alimentada por ilusiones de cambios perennes, no se asemeja en nada a una estación climática tan bella, pero al mismo tiempo tan efímera.

El germen de la democracia ha sido plantado en el Oriente Medio, su crecimiento y fortalecimiento, al igual que lo que ha sucedido en otras partes del mundo, se alimentará de situaciones desagradables, incomprensibles al corazón, pero tan comunes en los seres humanos que a lo largo de nuestra historia hemos utilizado la fuerza como elemento de imposición para solucionar problemas que se nos van de las manos.

Siria no tiene nada a su favor. Su mosaica estructura social, étnica, religiosa, dogmática y militar, sumada a las convulsionadas y controvertidas relaciones internacionales, son dardos que apuntan al alma misma de la nacionalidad y la paz de esta antiquísima tierra pero nobel nación. No puede sobrevivir una dictadura que no sea títere de occidente, peor aún, que se junte a los malos del mundo a jugar rayuela, léase Irán. Los otros grandes del barrio son amigos de infancia y socios útiles de una que otra travesura. ¡Qué horror tan grande para ese sufrido pueblo!

La razón demanda que Siria misma resuelva sus problemas internos, pero el corazón y la justicia exigen que hay que parar los abusos y crueldad manifiesta. Pero sobre la razón y el corazón debe imponerse el sentido común: la peor solución es anunciar que se seguirá armando al bando rebelde…cuando casi se había logrado desarmar a los bandos en manifiestamente inhumana beligerancia.

Los denominados países amigos de Siria han robado protagonismo el día de hoy a la misma Siria. Han anunciado inyectar más recursos al Ejército de Liberación Siria para que continúen su batalla contra las fuerzas de Al Assad. Sin embargo, nadie sabe a ciencia cierta que pasará el día después que es como se conoce a la mañana siguiente a la caída de los gobernantes defenestrados. Es decir, cuando empieza el gobierno de los nuevos elevados al poder, que hasta ahora en el caso sirio no han demostrado cual es el verdadero respaldo que tiene dentro de dicho país. Peor aún, cual es su propuesta de gobierno y sus planes a corto y mediano plazo.

Desde que empezó esta crisis hace casi un año, lo que el mundo ha presenciado no es una historia nueva. Es la misma competencia, con la misma vieja pieza de baile, con exactamente el mismo paso e increíblemente el mismo gran jurado. Solamente cambian los bailarines y a quienes estos deben atropellar para alzarse con el premio… que prontamente, les garantizo, pasará de manos. Nadie sabe para quien trabaja.

Siria se merece algo mejor y el señor Anam se lo había ofrecido.

5 Comentarios el Siria se merece algo mejor

  1. La situación de ese país es compleja y trágica. El periodista lo expresa con mucha claridad en su análisis. Se ve que Siria todavía sufrirá mucho pero no menciona nada sobre la posición del Ecuador en este conflicto.

  2. Señor periodista muy instructiva su reseña. Gracias y me da mucha pena por que conozco gente muy buena de ese país que debe estar sufriendo los horrores de la lucha por el poder. 

  3. Señor periodista muy instructiva su reseña. Gracias y me da mucha pena por que conozco gente muy buena de ese país que debe estar sufriendo los horrores de la lucha por el poder. 

  4. Que pasara con Siria? Cuantas personas, mujeres y niños tendrán que sacrificar sus vidas para que venga el caos como en Irak y tantos otros países que han sido intervenidos por los países al mando de Estados Unidos. 

  5. Que pasara con Siria? Cuantas personas, mujeres y niños tendrán que sacrificar sus vidas para que venga el caos como en Irak y tantos otros países que han sido intervenidos por los países al mando de Estados Unidos. 

Los comentarios están cerrados.