Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los que se van…

Por Lula Garay de Gilbert
Guayaquil, Ecuador

¿Existe verdadero respeto a la Libertad de Expresión en el Ecuador? Por más de un lustro, hemos visto que desde la tarima, una lengua que, como el látigo de “El Zorro”, ha vertido sendos fuetazos a manera de palabras, obsequiadas a quienes hacen periodismo u opinión, siendo estos criticados y tildados de diversas formas.

Por Lula Garay de Gilbert
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

¿Existe verdadero respeto a la Libertad de Expresión en el Ecuador? Por más de un lustro, hemos visto que desde la tarima, una lengua que, como el látigo de “El Zorro”, ha vertido sendos fuetazos a manera de palabras, obsequiadas a quienes hacen periodismo u opinión, siendo estos criticados y tildados de diversas formas.

Recordemos: ya hemos pasado por “los pitufos”, “la gordita horrorosa”, “la coloradita”, “el agente”, etc., etc., etc…

Estos calificativos, que no se han caracterizado por sutileza o por respeto, han sido esgrimidos en contra de periodistas que, dentro del cumplimiento de su trabajo, investigan casos de posible corrupción, supuestamente por parte de funcionarios del gobierno. Al poco rato, al que habló, denunció o investigó, ¡zas! les toca salir de la pantalla o de su trabajo. Y por coincidencia, en un abrir y cerrar de ojos, el funcionario en cuestión, el acusado, recibe homenaje, aplausos y su mención en la sabatina, a manera de condecoración.

Luego de esto, suena el teléfono rojo, como el del Comisionado Fierro, y ellos nos dejan, obligándonos a nosotros a hacer “zapping”, de un canal a otro buscando quien tome la posta.

Y los ciudadanos comunes, nos limitamos a exclamar “mi solidaridad con…”. Lo que a manera de paño tibio, o de palmadita en la espalda, nos permite seguir, tratando de imaginar a quien le caerá la guillotina próximamente.

¿Es correcto lo que esta pasando en el Ecuador?, Casi trimestralmente presenciamos una baja en quienes con su trabajo contribuyen a la Libertad de Expresión y que por coincidencia han tenido una larga trayectoria.

Ya no sabemos si el próximo al que le toque partir de “vacaciones” o de forma “temporal” sea alguien de pantalla, o a lo mejor sea el cierre de un periódico o una radio; o tal vez sea alquien que escriba artículos de opinión.

Estamos a merced de un gran pulpo, que se alimenta y fortalece de las comodidades y pasividades de la gente común. Con la actitud de simples veedores. Cuyo lema parece ser: mientras no me toquen a mi, da igual. A fin de cuentas, “los que se van” son otros…

4 Comentarios el Los que se van…

  1. Myriane Elena Neagari // jueves 20 de septiembre de 2012 en 23:34 //

    Lula: En el mes de Mayo de este año el periodista Antonio Rodríguez Vicéns escribió que hay: ”…Indiferencia ante los constantes atropellos al sistema jurídico. Indiferencia ante el debilitamiento y la destrucción de las instituciones. Indiferencia ante la manipulación judicial. Indiferencia ante el discurso maniqueo que nos divide en buenos y malos y denigra a quienes piensan diferente…”.

    Pienso que vivimos en una democracia mentirosa donde un ejército de seguidores glorifican con sus alabanzas y complacen al poder con ataques feroces y groseros a todo aquel que opine diferente, generando violencia verbal y polarización entre los ecuatorianos. Este comportamiento se ha instalado por la comodidad y pasividad de la sociedad, que mira con blandenguería e indiferencia este tipo de proceder…hasta que les toque el turno, como ya está pasando y uno a uno sean los que se vayan.

  2. Myriane Elena Neagari // jueves 20 de septiembre de 2012 en 23:34 //

    Lula: En el mes de Mayo de este año el periodista Antonio Rodríguez Vicéns escribió que hay: ”…Indiferencia ante los constantes atropellos al sistema jurídico. Indiferencia ante el debilitamiento y la destrucción de las instituciones. Indiferencia ante la manipulación judicial. Indiferencia ante el discurso maniqueo que nos divide en buenos y malos y denigra a quienes piensan diferente…”.

    Pienso que vivimos en una democracia mentirosa donde un ejército de seguidores glorifican con sus alabanzas y complacen al poder con ataques feroces y groseros a todo aquel que opine diferente, generando violencia verbal y polarización entre los ecuatorianos. Este comportamiento se ha instalado por la comodidad y pasividad de la sociedad, que mira con blandenguería e indiferencia este tipo de proceder…hasta que les toque el turno, como ya está pasando y uno a uno sean los que se vayan.

  3. Lo que mas me preocupa es la polarización de la gente, los ciegamente lo odian y los que ciegamente lo aman, alli esta el peligro, ojala todos entendamos que muchas veces hechamos gasolina a un fuego que podria explotar. Investiguen, muestren, exploren, y como siempre he dicho… ojala que lo que se muestre dure mas alla que un sabado.

  4. Lula, no es tan simple la posición de “mientras no me toque a mi”, te lo digo sinceramente, ya van varias veces que recibo correos de intento de acceso no autorizado a mi cuenta de correo personal, supongo que piensan que ahí está mi verdadero nombre y con eso pueden localizarme, bueno los trolls son bien brutos.

    Pero tienes razón, la pasividad, la indolencia, el quemimportismo de los ecuatorianos, unos por conveniencia, están aupados en el poder, otros por temor, tememos por nosotros mismos y nuestras familias, otros por comodidad, un bono de $35 y muchas cosas “gratis” que mas quiero y otros por ignorancia, estamos pecando al dejar que ese pulpo voraz devore a quienes tienen la osadía de desnudar sus miserias, y que son muchas.

    Pero, va llegando el tiempo en que dejaremos atrás nuestra “identidad secreta” y frontalmente combatiremos al pulpo, que de tan grande y tan pesado no será capaz de defenderse, tenlo por seguro.

Los comentarios están cerrados.