Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hagan algo por ustedes

Hernán Pérez Loose
Guayaquil, Ecuador

“Terminó el programa de hoy sin saber si el domingo que viene vamos a estar acá. Quiero pedirles que si nos sacan de todos lados hagan algo, no sé qué, pero hagan algo, y no les pido que hagan algo por mí, les estoy pidiendo que hagan algo por ustedes”. Así concluyó Jorge Lanatta el pasado domingo su programa de televisión llamado Periodismo para Todos, también conocido en Argentina como PPT. Y no era para menos. En el programa del domingo Lanatta mostró detalles de los planos de la bóveda que tiene la familia Kirchner en su mansión privada en la provincia de Santa Cruz. Los planos le fueron facilitados por el arquitecto de la mansión quien, además, apareció en el programa entrevistado por Lanatta.

Hernán Pérez Loose
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

“Terminó el programa de hoy sin saber si el domingo que viene vamos a estar acá. Quiero pedirles que si nos sacan de todos lados hagan algo, no sé qué, pero hagan algo, y no les pido que hagan algo por mí, les estoy pidiendo que hagan algo por ustedes”. Así concluyó Jorge Lanatta el pasado domingo su programa de televisión llamado Periodismo para Todos, también conocido en Argentina como PPT. Y no era para menos. En el programa del domingo Lanatta mostró detalles de los planos de la bóveda que tiene la familia Kirchner en su mansión privada en la provincia de Santa Cruz. Los planos le fueron facilitados por el arquitecto de la mansión quien, además, apareció en el programa entrevistado por Lanatta.

En circunstancias normales la existencia de dicha bóveda no hubiese llamado la atención. Pero las últimas revelaciones de Miriam Quiroga, la exsecretaria del presidente Néstor Kirchner, la han sacado de la normalidad. Quiroga confesó que durante la presidencia de este a ella se enviaban por avión y de manera rutinaria fundas llenas de dinero, lingotes de oro, y valores en general que a título de contribuciones aportaban empresarios a la pareja presidencial. Un piloto de aviación confirmó poco después estos vuelos con dinero.

Estos hechos graves han provocado un sacudón político y social en un país que nuevamente está ad portas de otro de sus recurrentes cataclismos económicos. Ellos salieron a la luz en el proceso de investigación que sigue la justicia a un empresario cercano a los Kirchner por lavado de activos. Pero fundamentalmente como resultado del titánico trabajo periodístico de Lanatta. Es tal el cuadro desgarrador de la corrupción que se ha destapado, tan profundas sus ramificaciones, tan extendidas sus sombras, y tan altas las esferas en las que se ha instalado, que ella parecería ser parte esencial del régimen kirchnerista. Este último no podría explicarse sin aquella.

Casi simultáneamente a esta ola de revelaciones, la presidenta Cristina Kirchner ha anunciado la próxima expropiación de Papel Prensa, la fábrica de papel periódico del grupo del diario El Clarín, el medio escrito argentino independiente que mantiene un contrapunto con su gobierno. La idea de controlar el papel para los diarios como mecanismo de domesticar la prensa fue puesta en práctica en México durante la dictadura del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Semejante política fue abandonada durante el proceso de democratización política de esa nación.

Con algunas variantes, ahora al parecer sería el turno de Argentina de ensayar esta forma de coacción a un diario. Una reciente reforma a la legislación de valores que le da a la entidad de control la facultad de intervenir cualquier empresa que cotice en bolsa en defensa de accionistas minoritarios sería la puerta de entrada a la expropiación. El Estado argentino es accionista minoritario de dicha empresa.

Como muchos regímenes autoritarios de la región, en Argentina es también fácil detectar una relación directa entre las arremetidas contra la prensa independiente y el abuso del poder.

* El texto de Hernán Pérez ha sido publicado originalmente en El Universo.