Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lista la propuesta de consulta popular sobre el Yasuní

A las 12:00 de mañana el jurista Julio César Trujillo entregará a la Corte Constitucional la propuesta de consulta popular para preguntar a la ciudadanía ecuatoriana si apoya o no la decisión del Gobierno de Rafael Correa de explotar el uno por mil del Parque Nacional Yasuní.


Publicidad

El documento está listo y fue aprobado por la Conaie, Ecuarunari, Acción Ecológica y otras organizaciones que impulsan la Consulta y contiene la argumentación constitucional para que se realice el referéndum.

La Corte Constitucional deberá emitir, en un plazo no definido, un dictamen sobre los sustentos jurídicos de esta propuesta que debe apoyarse en lo que manda la Constitución en su artículo 407.

Este artículo dice textualmente: “Se prohíbe la actividad extractiva de recursos no renovables en las áreas protegidas y en las zonas declaradas como intangibles, incluida la explotación forestal. Excepcionalmente dichos recursos se podrán explotar a petición fundamentada de la Presidencia de la República y previa declaratoria de interés nacional por parte de la Asamblea Nacional, que, de estimarlo conveniente, podrá convocar a consulta popular.

La Conaie confirmó que de las reuniones entre los impulsores de la consulta que se desarrollan esta tarde, en el domicilio de Trujillo, se decidirá si luego de la Corte Constitucional, el jurista acude al Consejo Nacional Electoral (CNE) para también entregarle el documento con la pregunta que tendría la consulta y sus argumentos constitucionales.

Los grupos ecologistas continúan organizándose para la recolección de las 584.116 firmas (5% del padrón electoral) para que se viabilice la consulta. Entretanto, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) se declaró este miércoles en alerta y vigilia permanente.

La CONFENIAE, que agrupa a 21 organizaciones y federaciones de 11 nacionalidades amazónicas, señaló que “está en juego la supervivencia de pueblos no contactados… estamos a puertas de un nuevo etnocidio por parte de los gobernantes y ante ello, desde todos los rincones de la Amazonía, las nacionalidades indígenas nos mantendremos vigilantes por nuestro territorio, principal legado para el equilibro ambiental a nivel planetario para las presentes y futuras generaciones”.

Aseguran que hace 40 años se exterminó al pueblo Tetete con el inicio de la actividad petrolera en el nororiente ecuatoriano; “en la actualidad se está exterminando a los pueblos Tagaeri y Taromenane en el auge de una supuesta revolución ciudadana”. Y rechazaron que mientras se decide explotar el Yasuní, declarado biósfera del mundo, se promocione a la Constitución ecuatoriana como la más avanzada del mundo al reconocer los derechos colectivos de los pueblos indígenas, en especial, su derecho a la consulta libre, previa e informada, los derechos de la naturaleza, el Sumak Kawsay, entre otros.

* Fotografía del 20 de agosto de 2013, en el parque Calderón de Cuenca, donde jóvenes se reunieron en una vigilia por el Yasuní. API