Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa defiende proyecto de traer médicos cubanos

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha defendido este sábado un plan para llevar a 1.000 médicos cubanos al país, y ha respondido a las críticas de los gremios de los profesionales de la salud. “Es mentira que los médicos cubanos vayan a ganar más que nuestros médicos” con el acuerdo entre el gobierno ecuatoriano y Cuba, dijo el viceministro de Salud, Miguel Malo, durante el informe semanal de labores del presidente Rafael Correa.


Publicidad

Durante una visita oficial a Cuba, el 21 de septiembre pasado, el presidente llegó a un acuerdo con su homólogo Raúl Castro para recibir a 1.000 médicos en Ecuador, que se especializarán en salud preventiva y familiar y trabajarán en las zonas rurales del país, plan en el que se invertirán 30 millones de dólares.

“No es que se reemplaza a médicos locales, sino que el número de doctores aumenta. Se necesitan médicos de familia, que no tiene el Ecuador en este momento, porque solo quieren dedicarse a especialidades, como la neurocirugía”, precisó Correa.

“Los cubanos vienen por 30 millones de dólares, cuando, por ese precio, se pueden contratar médicos ecuatorianos y capacitarlos en atención integral y medicina familiar”, dijo Alberto Narváez, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana al diario local Expreso.

“La venida de los cubanos solo traduce el fracaso de la política de salud de este Gobierno”, agregó Narvaéz.

El médico familiar, a diferencia del médico especialista, se concentra en la salud preventiva, abarca a pacientes de ambos sexos y de todas las edades, y por lo general trabaja en comunidades alejadas de los centros urbanos.

Un acuerdo similar causó polémica en Brasil, en donde el gobierno firmó un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para contratar a 4.000 médicos cubanos y tratar de cubrir un déficit de 54.000 galenos que hay en el país, según cifras del ministerio de Salud brasileño.