Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Parte médico oficial asegura que Cristina “evoluciona favorablemente”

El último parte médico oficial, difundido anoche, señala que la presidenta Cristina Kirchner “continúa presentando una favorable evolución posoperatoria” luego de la intervención quirúrgica a la que fue sometida el 8 de octubre último para extraerle un hematoma intracraneal. Pero todavía no se definió la fecha del alta médica definitiva, que solo se decidirá luego de nuevos estudios, que se le realizarán cuando cumpla 30 días de reposo, el jueves próximo.


Publicidad

“Al cumplirse el mes de la intervención se hará una nueva neuroimagen de control y se reevaluará la situación médica para el eventual otorgamiento del alta neurológica y neuroquirúrgica”, señaló el comunicado de la Fundación Favaloro, que anoche leyó en la Casa Rosada el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

Pese a que fueron convocados todos los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, el vocero presidencial no permitió formular preguntas tras su escueta declaración.

Según fuentes oficiales con acceso a la residencia presidencial de Olivos, Cristina Kirchner se encuentra en buen estado de salud, con una razonable recuperación, y el miércoles último comenzó a leer algunos diarios e informes globales de la gestión de gobierno. Sin embargo, también pudo saberse que sus médicos ordenaron filtrarle algunas informaciones para no exponerla al estrés del trabajo.

Según reza el parte médico, “la señora Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, continúa presentando una favorable evolución posoperatoria”. Y el texto oficial agregó que “el examen neurológico es normal, como lo fue durante toda la evolución desde la neurocirugía”.

También aseguró el texto que “desde el punto de vista clínico y cardiológico ha mantenido su evaluación favorable, con resultados de estudios de laboratorios normales y sin manifestaciones cardiovasculares dignas de mención”.

El parte médico de ayer fue más tranquilizador que el que se difundió hace diez días, en el que se consignaron bloqueos y disfunciones cardiovasculares que dieron lugar a todo tipo de versiones sobre la salud presidencial.

 

Vídeo relacionado