Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Reporteros sin Fronteras pide precisar linchamiento mediático

Quito, 8 nov (EFE).- La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras pidió hoy al Gobierno de Ecuador que precise una norma contenida en la nueva ley de Comunicación que se refiere al llamado “linchamiento mediático”, sobre la supuesta concertación de medios para afectar la imagen de personas o entidades.


Publicidad

Benoit Hervieu, director para las Américas de Reporteros Sin Frontera (RFS), que visita Quito, en un foro organizado por la Secretaría de Comunicación (Secom) del Gobierno, también pidió que se aclare una norma que exige que la información emitida por los medios sea veraz, contextualizada y verificada.

Aunque el periodista francés justificó el grueso de la ley, como mecanismo para regular a la prensa y evitar posibles abusos, indicó que algunas enmiendas preocupan a RFS, por considerar que podrían dar paso a la “autocensura” de los periodistas.

El secretario de Comunicación de Ecuador, Fernando Alvarado, y el presidente del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, Patricio Barriga, que compartieron la mesa principal del foro con Hervieu, descartaron las preocupaciones del periodista galo y aseguraron que en el país se vive una plena libertad de expresión.

En el foro, efectuado en un auditorio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Quito, Hervieu expuso sus inquietudes sobre la norma del “linchamiento mediático” y se preguntó “cómo se puede probar” una acción concertada en los medios para desprestigiar a una persona o institución, como reza la normativa.

“No veo las precisiones en la regulación”, sostuvo el representante de RSF que también pidió explicaciones sobre la norma que exige que las informaciones emitidas por los medios sean veraces, contrastadas, verificadas y que sean relevantes para el público.

Hervieu volvió a preguntar “cuáles son los parámetros para verificar que una información sea así” y observó que en ese sentido la “ley carece de precisión” y podría inducir a una “autocensura” a los periodistas.

También expresó preocupaciones sobre la aparente falta de regulación a las cadenas de radio y televisión que el Gobierno emite frecuentemente y en las cuales también se pueden emitir mensajes ofensivos a periodistas, personas o instituciones.

RFS, dijo, observa que esas cadenas podrían dar lugar a una polarización de la opinión pública y generar un clima de fuerte oposición, bajo una “tendencia a contar la mitad de la historia”, para proteger intereses de uno y otro lado.

De su lado, el secretario de Comunicación recordó que en Ecuador se han dado casos de concertación de medios de prensa para desprestigiar a personas, funcionarios o instituciones e incluso denunció que en algún momento cierta empresa informativa “vetó” entrevistas al propio presidente del país, Rafael Correa.

Alvarado también aseguró que cada semana el Gobierno se ve obligado a aclarar informaciones erróneas emitidas por algunos medios que tendrían la obligación legal de verificar, contrastar y contextualizar sus noticias.

Además, el jefe de la Secom exhortó a RSF a “cruzar la barrera” y preocuparse más por la situación que atraviesan los periodistas en las grandes empresas mediáticas, pues dijo que muchos son explotados, han sido despedidos y se les ha obligado a someterse a una línea editorial fijada por los dueños.

El presidente del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, por su parte, recordó que desde el pasado 25 de junio la nueva ley de Comunicación del país se encuentra en vigor.

Barriga rechazó el mote de “ley mordaza” que los grupos de oposición al Gobierno han dado al nuevo marco de regulación y aseguró que la ley fue un mandato popular para transformar una antigua norma elaborada durante la dictadura militar que gobernó al país en la década de los años setenta.

El Gobierno ecuatoriano ha mantenido un permanente pulso con ciertas empresas de información, que han expresado su temor de que la nueva ley se convierta en una “mordaza” para la prensa, extremo negado por las autoridades. EFE

___

QUITO (06-11-2013).- Carlos Ochoa (i), superintendente de Comunicación e Información, y Benoit Hervieu, representantes de Reporteros sin Fronteras para América Latina, minutos previos a una reunión en las oficinas de esta entidad, en Quito. FOTOS API