Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chevron acusa a Correa de show mediático

Sao Paulo, 11 dic (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron aseguró hoy que no será el chivo expiatorio de PetroEcuador en el caso contra Texaco y acusó al presidente del país andino, Rafael Correa, de montar un “show mediático” para “distraer al público del fraude” en el juicio de daños medioambientales en Lago Agrio.

El presidente Rafael Correa, en el Pozo Aguarico. Foto: Archivo

Sao Paulo, 11 dic (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron aseguró hoy que no será el chivo expiatorio de PetroEcuador en el caso contra Texaco y acusó al presidente del país andino, Rafael Correa, de montar un “show mediático” para “distraer al público del fraude” en el juicio de daños medioambientales en Lago Agrio.


Publicidad

“Son acusaciones graves que no las decimos con liviandad”, apuntó el portavoz de Chevron, James Craig, en una entrevista con Efe en Sao Paulo, donde hizo hincapié en que la decisión de la Corte Nacional Ecuatoriana, que condena a la empresa a pagar unos 9.500 millones de dólares por daños medioambientales, es “inaplicable” e “ilegítima”.

Según Craig, Ecuador acudió ya a las cortes argentina, brasileña y canadiense para intentar que la sentencia pueda ejecutarse en estos países debido a que la petrolera no tiene activos en Ecuador y a que, por tanto, lo único que puede ser embargado allí son productos derivados de algunas marcas de Chevron.

La empresa alega que “jamás” operó en Ecuador y que Texaco, adquirida por la petrolera en 2001, terminó sus operaciones en 1990.

“Las actividades de las dos décadas posteriores corresponden a PetroEcuador (estatal) y son ellos los que deberían reparar los daños medioambientales”, insistió el portavoz, que subrayó que Texaco “salió del país cumpliendo con las condiciones firmadas con el Gobierno ecuatoriano”.

Así, agregó, la petrolera tejana llevó a cabo las reparaciones equivalentes al convenio con PetroEcuador, a quien le ofrecieron limpiar también su parte correspondiente, pero ésta “no quiso firmar un ‘cheque'” y “no hizo nada durante los 20 años siguientes”.

“La gran jugada es tratar de culpar a Chevron por cosas que son de neta responsabilidad de PetroEcuador, de la que los ecuatorianos saben que tiene un récord medioambiental desastroso”, resumió.

Sobre la nueva sentencia del mes pasado de la Justicia ecuatoriana que reduce la penalización de 19.000 a 9.500 millones de dólares tras la eliminación de los daños punitivos por no pedir disculpas públicas, Craig sentenció que “la cifra correcta es cero” y que “un fraude partido a la mitad es igualmente un fraude”.

“Hubo violaciones en el proceso; están a mitad de camino para llegar a la cifra correcta, que sean 9 o 19 (millones) no elimina la naturaleza fraudulenta y no se puede permitir una extorsión por medio de fraude, (eso) no es justicia”, apostilló.

El portavoz recordó que en el proceso judicial que mantienen en Nueva York contra los abogados defensores de Ecuador, en el que les acusan de extorsión y conspiración, ya presentaron “emails y documentos escritos por ellos en los que decían que habían demandado a la compañía equivocada”.

Craig también calificó de “show mediático” las visitas de artistas y personajes conocidos a Aguarica 4, una “piscina en la que PetroEcuador opera desde 1990, que nunca estuvo en la lista de sitios para reparar por Texaco”.

“Es la piscina en la que Correa metió su mano y sacó ‘la mano sucia de Chevron’ y de la que tenemos un acta firmada por el Gobierno de entonces en la que se dice que Texaco cumplió con sus obligaciones”, contó.

Al contrario, “quien no se hizo cargo fue PetroEcuador”, añadió Craig, para quien los daños de la zona “no son un Chernobil amazónico sino solo una piscina que se tiene que remediar”.

Sobre las reclamaciones de habitantes de la región de Lago Agrio, en el Amazonas ecuatoriano, que aseguran tener enfermedades graves por la contaminación del agua, la compañía argumentó que en el juicio “no se presentó ni un solo informe médico”.

“Los 30.000 indígenas que dicen existir con estas dolencias no están identificados”, aseveró.

De acuerdo con el portavoz, “la salud es un tema muy sensible pero ¿cómo pueden acusar de que hemos matado a alguien sin probarlo?”, cuestionó, y añadió que, “sin embargo, sí pueden acusar y sentenciar” sin dichas pruebas.

Agregó que las estadísticas ecuatorianas no muestran una mayor incidencia de cáncer en la zona que la registrada en cualquier otra región del país.

El portavoz aseguró que, pese a no tener un dato concreto sobre lo que Chevron ha gastado en el proceso judicial, el monto asciende a “millones de dólares, incluso decenas de millones” que esperan recuperar tras la resolución del pleito. EFE