Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assange condena la vigilancia masiva de los Gobiernos

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, criticó este jueves los intentos de los Gobiernos de querer saber “como Dios” lo que hace la gente a través de la vigilancia masiva.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, criticó este jueves los intentos de los Gobiernos de querer saber “como Dios” lo que hace la gente a través de la vigilancia masiva.


Publicidad

En una intervención hoy en un programa de radio de la BBC sobre la importancia de la libertad de información, el creador del portal WikiLeaks habló del deseo del ser humano por saber y también de las revelaciones del exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden.

“Para un ser humano estar vivo es saber, igual que tener un corazón que late”, dijo el periodista en unas declaraciones desde la embajada ecuatoriana en Londres, donde permanece refugiado desde junio de 2012 para evitar ser extraditado a Suecia.

“Los documentos revelados por Edward Snowden de la NSA muestran que los Gobiernos aspiran, a través de sus servicios de inteligencia, tener un conocimiento como Dios de cada uno de nosotros. Pero al mismo tiempo ellos ocultan sus acciones detrás del secreto oficial”, afirmó Assange en un debate sobre la libertad de información y la vigilancia masiva.

El fundador de WikiLeaks resaltó que los Gobiernos y las empresas saben cada vez “más de nosotros y nosotros menos de ellos”.

“Mantener a una persona ignorante es colocarla en una jaula. Y entonces los poderosos, si quieren mantener el poder, tratarán de saber todo lo que puedan de nosotros, y tratarán de asegurar que nosotros sabemos lo menos posible de ellos”, afirmó.

Assange ha apoyado a Snowden después de que éste reveló a mediados de 2013 las actividades de espionaje del Gobierno de EE.UU. sobre sus ciudadanos al interceptar miles de comunicaciones telefónicas y por internet.

El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada ecuatoriana tras perder un proceso judicial para impedir ser entregado a Suecia, donde es requerido por supuestos delitos sexuales, que él niega.

El portal WikiLeaks también reveló en su día miles de cables confidenciales de Estados Unidos sobre las actividades de otros Gobiernos. EFE