Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Una “buena señal” visita de secretaria adjunta EEUU, afirma Correa

La funcionaria del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Roberta Jacobson, se reunió esta mañana con representantes del gobierno ecuatoriano, encabezados por el canciller Ricardo Patiño. Foto de la Cancillería.

Quito, 7 nov (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró hoy que es una “buena señal” la visita de la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, quien visitó esta nación andina esta semana.


Publicidad

En una entrevista en la provincia amazónica de Sucumbíos, retransmitida por varios medios de comunicación, Correa dijo que Jacobson es prácticamente la “canciller (de EE.UU.) para América Latina” y añadió que es una “gran señal que haya venido”.

De su lado, el ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, comentó en la misma entrevista que la visita es un “buen paso” y subrayó que no van a ocultar que la política internacional de Ecuador no coincide con la política internacional de los EE.UU.”.

“El presidente Correa, yo como canciller y el Gobierno nacional manifiestan una serie de desacuerdos con la política internacional del Gobierno de Estados Unidos pero, otra cosa es la relación bilateral”, indicó el titular de la diplomacia ecuatoriana.

Subrayó que se necesita mantener la relación porque hay “centenares de miles” de ecuatorianos en EE.UU., porque el país andino recibe a muchos turistas de esa nación, porque hay una relación comercial, y cultural, entre otras.

“Por tanto, tenemos que mantener una adecuada, cordial, amistosa relación con el Gobierno de Estados Unidos”, apuntó antes de agregar que con la visita de Jacobson se dio la oportunidad de “mejorar el nivel de comunicación casi al más alto nivel con Estados Unidos”.

Correa insistió en que quiere y admira mucho a Estados Unidos, donde vivió cuatro años, pero reiteró que la política internacional de Quito y Washington “no coinciden”.

Insistió en que el Gobierno denunciará “cuantas veces sean necesarias” la política internacional de Estados Unidos “cuando no compartamos esa visión, cuando veamos que se rompen principios de derecho internacional, etcétera, pero eso no significa que seamos ‘anti’ un país muy querido como Estados Unidos”, remarcó.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Ecuador y, según fuentes de la embajada estadounidense, se estima que este año se alcanzarán transacciones por valor de cerca de 19.000 millones de dólares, un récord en la balanza comercial.

La relación entre Estados Unidos y Ecuador ha estado marcada durante los últimos años por ciertas tensiones y, según dijo el presidente ecuatoriano a principios de año, ha habido “tensiones” y “desconfianza mutua” con ese país, al que ha criticado en varias ocasiones por lo que él considera manifestaciones de “neocolonialismo”. EFE