Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“General González ratifica lo que sucedió el 30S”, declara Correa

Foto de la Presidencia de la entrevista que concedió Rafael Correa la noche del 14 de enero de 2015.

“Del 30 de septiembre no dice nada nuevo, todo era conocido”. Lo dijo anoche Rafael Correa al ser consultado, en el espacio de TV Diálogo con el presidente, sobre lo dicho por el general Ernesto González en el libro Testimonio de un comandante.


Publicidad

Según Correa, el entonces jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas ratifica lo sucedido el 30 de septiembre del 2010. Él fue un testigo de los hechos, dijo y señaló sus declaraciones como positivas, publica hoy diario El Universo.

Sin embargo, horas antes sus ministros del Interior, José Serrano; de Agricultura, Javier Ponce, y el fiscal general, Galo Chiriboga, refutaron lo dicho por González.

Al Gobierno le interesa aclarar tres hechos políticos alrededor de los sucesos del 30 de septiembre del 2010, cuando se produjo una revuelta policial: si hubo o no secuestro, si hubo o no exigencia de rescate y si hubo o no golpe de Estado.

González no utiliza la figura de ‘secuestro’ frente a la situación del presidente Rafael Correa aquel día en el Regimiento Quito, sino de ‘retenido’ porque “no estuvo secuestrado en el concepto total de la palabra”; además dice que no conocía que “previamente se hayan realizado acciones para llevar adelante un golpe de Estado, ni inteligencia militar nos alertó”, expresó en una entrevista con Radio Visión el lunes pasado.

Pero para el régimen sí hubo un secuestro y así lo dice el diccionario, según Ponce, extitular de Defensa. También el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, sostiene que se trató de un secuestro y que esto se confirma en el artículo 161 del Código Integral Penal. “González sabrá mucho de Fuerzas Armadas, pero no sabe de leyes. El retener a una persona contra su voluntad se llama secuestro. Él está equivocado”, recalcó ayer en una entrevista televisiva.

Cinco años después de ese hecho, Ponce recuerda que ese día hablaron con Correa pasadas las 16:00. Previamente, “a las 12:30 se tomó la decisión de preparar la posible necesidad de un rescate, de manera que lo que hablamos con el presidente por teléfono es decirle: ‘Por favor, no aceptes un ofrecimiento de rescate de sectores de la Policía porque no hay mando en la Policía, es riesgoso, espera que nosotros vayamos (…). Es falso decir que recién a esas alturas el presidente exigió un rescate”, describió el funcionario.

Por ello subraya que si inteligencia militar no conoció que se preparaba un golpe de Estado, “no quiere decir que no había la preparación de un golpe”. Esa tesis la refuerza el diario público El Telégrafo, que destaca la declaración de González de que “no había condiciones para que salga el presidente” y añade el medio que un informe de Naciones Unidas tildó el hecho de “intento de desestabilización”.

Otro relato que irritó al ministro y al que calificó de “infamia” consta en la página 192. El general habla de una reunión en el cuarto de guerra entre los comandantes militares y en la que por un momento estuvo Ponce. El objetivo era preparar una rueda de prensa, pero la discusión se alargó porque no se acordaba si pedir al Ejecutivo que revise la Ley de Servicio Público para calmar a la Policía. Según González, el exministro salió y al consultarle qué le pasa “en un tono muy molesto, manifestó: Den nomás el golpe de Estado, general, para qué tantas vueltas”.

La historia de Ponce es otra: “Yo le dije: coincido con usted en que esa ley no perjudica los derechos. Yo no veo necesidad que en el comunicado de prensa se haga referencia (a que podía revisarse la ley), pero si para tranquilidad de los comandantes se hace alguna alusión ligera, procedan ustedes como deban proceder, pero háganlo rápido porque es urgente. Pero no (dijo) general, ‘dé el golpe de Estado y apúrese’. ¡Es una barbaridad! Yo no sé ese lapsus en la memoria de González”.

El libro se presentará esta noche en el Círculo Militar.