Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela crea “comandos populares militares” anticolas

Caracas, 6 feb (EFE).- Gobierno y oposición de Venezuela se movilizaron hoy en el país para defender los argumentos que esgrimen sobre la aparición de las colas que desde hace semanas existen en las tiendas por las personas que buscan los escasos productos de primera necesidad o de higiene personal.


Publicidad

El oficialismo responsabiliza, entre otros, a los propietarios o gerentes de las tiendas en las que se generan las filas, dentro de una supuesta “guerra económica” que asegura que existe en su contra mientras que la oposición defiende que la situación se debe a la aplicación de un modelo económico fallido.

Para reforzar sus argumentos y sumar simpatizantes diputados opositores se acercaron hoy a supermercados de la red estatal Bicentenario, donde se venden muchos de los productos subvencionados que más escasean, para denunciar lo que, en su opinión, es “la verdadera guerra económica”.

“La verdadera guerra económica que hay en el país no es otra que la que tiene (el presidente) Nicolás Maduro, el Gobierno de Maduro, a todos los venezolanos”, afirmó a periodistas la diputada Dinorah Figuera desde la cola de unos de estos abastos en el oeste de Caracas donde fue recibida con expresiones de rechazo por parte de algunos compradores.

La gente hace cola frente al supermercado Día a Día después de que fuera ocupado por el gobierno en el barrio Propatria de Caracas, Venezuela, el martes 3 de febrero de 2015. El gobierno está ocupando de manera temporal la cadena de supermercados Día a Día como parte de una acción en contra de las empresas privadas, a las que culpa de la crónica escasez de bienes y las largas colas. Entre los artículos populares, cuyos precios son controlados por el gobierno, se encuentran el café, el aceite de cocina, la harina de maíz, el azúcar, la leche, el papel higiénico, los pañales desechables, el detergente y los suavizantes de ropa, entre otros. (AP Foto/Ariana Cubillos)

La gente hace cola frente al supermercado Día a Día después de que fuera ocupado por el gobierno en el barrio Propatria de Caracas, Venezuela, el martes 3 de febrero de 2015. El gobierno está ocupando de manera temporal la cadena de supermercados Día a Día como parte de una acción en contra de las empresas privadas, a las que culpa de la crónica escasez de bienes y las largas colas. Entre los artículos populares, cuyos precios son controlados por el gobierno, se encuentran el café, el aceite de cocina, la harina de maíz, el azúcar, la leche, el papel higiénico, los pañales desechables, el detergente y los suavizantes de ropa, entre otros. (AP Foto/Ariana Cubillos)

La opositora acusó al Gobierno de no cumplir con la Constitución en su artículo 305 y que recoge que el Estado dictará las medidas necesarias “para alcanzar niveles estratégicos de autoabastecimiento”.

Otros diputados opositores se desplegaron por colas en locales de Carabobo (centro), Sucre (este) y en las jurisdicciones occidentales Lara, Táchira, Zulia y Trujillo.

En esta última entidad el opositor Tomás Guanipa consideró desde una cola ante un supermercado que allí debería presentarse para hablar con los compradores el presidente Maduro “para que entienda la frustración de la gente”.

La economía venezolana, que se contrajo según datos oficiales los tres primeros trimestres de 2014, vive una complicada situación con una inflación del 63,3 % interanual en noviembre y con la persistente escasez de alimentos básicos o de higiene personal y del hogar.

La falta de productos en las tiendas ha facilitado la aparición de colas en los supermercados donde aparecen los más solicitados, filas que según el Ejecutivo son generadas por los empresarios dentro de esta “guerra económica” en su contra, que tendría como objetivo la salida del presidente Nicolás Maduro del poder.

Clientes forman fila en un supermercado en el centro de Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015.  (AP Photo/Fernando Llano)

Clientes forman fila en un supermercado en el centro de Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015. (AP Photo/Fernando Llano)

El presidente del Parlamento venezolano y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), Diosdado Cabello, informó hoy de la activación de “comandos populares militares”, un nuevo mecanismo para reducir las colas en los establecimientos.

Estos grupos estarán formados por milicianos, efectivos de la policía militarizada Guardia Nacional Bolivarianas y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), militantes del PSUV y “todo el pueblo organizado”, indicó Cabello durante un acto de partido desde el estado Anzoategui (este).

“Estos grupos deben desplegarse en los distintos comercios en donde la población se vuelque a la búsqueda de productos con el fin de agilizar, minimizar y erradicar las colas en los establecimientos comerciales (…) en la lucha contra el bachaqueo (reventa) y la guerra económica”, apuntó.

“Tenemos que entender que estamos en una guerra en este momento desatada en el sector económico”, aseguró Cabello tras acusar a la oposición de estar tras esa “guerra económica” junto a un grupo de empresarios.

Dentro del nuevo impulso que el Ejecutivo está llevando a cabo contra esta “guerra” Maduro anunció hoy que la red de supermercados “Día Día” pasará a formar parte desde este sábado de la empresa pública Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL).

Durante una inspección a sus depósitos el pasado lunes las autoridades afirmaron que esta empresa almacenaba productos que escasean en el mercado venezolano.

“He ordenado a la Superintendencia de Precios Justos accionar de manera inmediata todos los procedimientos administrativos y judiciales para que esta red de supermercados (…) sea de manera inmediata asumida por la red PDVAL a partir del día de mañana”, aseguró Maduro en un acto de Gobierno en el céntrico estado de Carabobo.

El Ministerio Público venezolano informó hoy mediante un comunicado que un tribunal ha decretado el ingreso en prisión del director general de la cadena, Manuel Andrés Morales Ordosgoitti, por los delitos de boicot y desestabilización de la economía. EFE

Una mujer sale de una tienda de Caracas con varias bolsas de productos, incluido papel higiénico, el miércoles 15 de mayo de 2014. Primero escasearon la leche, la mantequilla, el café y la harina de maíz. Ahora Venezuela se está quedando sin el más básico de los productos básicos: papel higiénico. Los economistas dicen que la escasez de diversos productos obedece por un lado a los controles de precios, con los que el gobierno busca que los productos básicos estén disponibles a los más pobres, y por el otro a los controles del gobierno a la moneda extranjera. (Foto AP/Fernando Llano)

Una mujer sale de una tienda de Caracas con varias bolsas de productos, incluido papel higiénico, el miércoles 15 de mayo de 2014. Primero escasearon la leche, la mantequilla, el café y la harina de maíz. Ahora Venezuela se está quedando sin el más básico de los productos básicos: papel higiénico. Los economistas dicen que la escasez de diversos productos obedece por un lado a los controles de precios, con los que el gobierno busca que los productos básicos estén disponibles a los más pobres, y por el otro a los controles del gobierno a la moneda extranjera. (Foto AP/Fernando Llano)