Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Policía británica afirma que la vigilancia de Assange “mina” sus recursos

Julian Assange durante una rueda de prensa en la embajada de Ecuador en Londres. Foto: EFE/Archivo

El dispositivo de seguridad organizado para custodiar al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, está “minando” los recursos policiales, afirmó este martes un alto mando.


Publicidad

El comisario de la Policía Metropolitana de Londres (MET), Bernard Hogan-Howe, declaró a la emisora de radio LBC que el cuerpo está revisando el operativo de seguridad, el cual dispone, entre otras medidas, de agentes apostados ante la embajada las 24 horas del día.

No voy a hablar de tácticas, pero estamos revisando qué opciones tenemos. (El operativo) Está minando nuestros recursos“, aseguró hoy la máxima autoridad policial del Reino Unido.

El propio Assange ha calificado de “vergonzoso” el gasto de unos 10 millones de libras (13 millones de euros) que conlleva custodiarle en la embajada ecuatoriana en la capital británica.

A través de sus portavoz Kristinn Hrafnsson, el experto informático lamentó la pasada semana que el Gobierno británico esté dispuesto a pagar esa cantidad para tener a agentes de policía vigilándole todo el día.

Assange, de 43 años, fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 a petición del Estado sueco, que le reclama para interrogarlo por presuntos delitos sexuales contra dos mujeres.

Tras perder en el Reino Unido su batalla legal contra la extradición, el australiano, que durante el proceso estuvo bajo arresto domiciliario en Inglaterra, se refugió el 19 de junio de 2012 en la embajada de Ecuador, que después le concedió asilo político.

Sin embargo, Assange no ha podido viajar al país latinoamericano porque las autoridades británicas le han negado un salvoconducto diplomático alegando “motivos legales”.

El experto informático cree que, si es entregado a Suecia, este país podría extraditarle a Estados Unidos, donde teme que no tendría un juicio justo y afrontaría la pena de muerte.

Estados Unidos investiga a WikiLeaks desde que en 2010 reveló vídeos de abusos de las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak, así como miles de cables diplomáticos que pusieron en evidencia a gobiernos de varios países del mundo. EFE