Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea pide que el asesinato de Jaime Hurtado no quede en la impunidad

Foto de archivo

Después de 16 años del asesinato de los diputados Jaime Hurtado González y Pablo Tapia y el asistente legislativo, Wellington Borja, el Pleno de la Asamblea Nacional hizo un llamado al Consejo de la Judicatura para que demande de los órganos de la Función Judicial el procedimiento legal que corresponda y la posterior resolución del caso, a fin de evitar su impunidad.


Publicidad

Asimismo, exhortó al Ministerio de Relaciones Exteriores para que continúe los trámites pertinentes y realice las gestiones necesarias frente a la Interpol para concretar la extradición de Washington Fernando Aguirre, presunto implicado en este caso y sea sometido a la justicia ecuatoriana.

El Legislativo remitirá el contenido de esta resolución al Ministerio de Relaciones Exteriores, al Consejo de la Judicatura y a los familiares de los exdiputados Jaime Hurtado González, Pablo Tapia y el asistente legislativo, Wellington Borja.

En la resolución,que se aprobó con el voto de 100 asambleístas, se considera que el Estado ecuatoriano tiene la obligación de garantizar la justicia y la plena vigencia de los derechos humanos de todos los ciudadanos, observando los principios de inmediación y celeridad.

Que el hecho ocurrido el 17 de febrero de 1999, causó conmoción nacional e internacional y ha sido catalogado como crimen de Estado y que después de 16 años aún no se ha identificado a los presuntos autores intelectuales.

Igualmente, se  consideró que si bien la justicia ecuatoriana inició las acciones legales correspondientes, está pendiente de ejecución el proceso de extradición de Washington Fernando Aguirre.

El asambleísta Milton Gualán, autor del proyecto de resolución, argumentó que Jaime Hurtado fue un líder histórico del MPD y del pueblo negro, oriundo de la provincia de Esmeradas, que luchó en contra del imperialismo y en los días previos a su asesinato estaba investigando algunos actos de  corrupción del gobierno de turno.

En tanto Fernando Bustamante, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, precisó que es inadmisible que después de 16 años de cometido el execrable asesinato todavía los autores intelectuales sigan en libertad y la impunidad campee en gran parte de este caso.

“No podemos seguir permitiendo, ni tolerando como Asamblea y como país la impunidad en este caso horrendo”, dijo.