Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama responde a Correa que no busca inmiscuirse sino hacer lo correcto

Ciudad de Panamá (Panamá), 10 abr 2015.- El Presidente Rafael Correa cerca al Presidente de EEUU, Barack Obama, en la Cumbre de las Américas. Foto: Santiago Armas / Presidencia de la República

Panamá, 11 abr – El presidente de EEUU, Barack Obama, sostuvo hoy que su país “no será prisionero del pasado” con Cuba ni con la región, al mostrarse convencido de que si continúa el diálogo bilateral entre su Gobierno y el de Raúl Castro habrá progresos pese a las “diferencias”.


Publicidad

“Estados Unidos mira hacia el futuro”, subrayó Obama en su intervención en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas.

Obama calificó la Cumbre, en la que están presentes los 35 países americanos y por primera vez Cuba, de “momento histórico” y dijo que el acercamiento entre EEUU y Cuba marca un “punto de inflexión” para toda la región.

“La Guerra Fría ya terminó”, dijo tajante Obama. “No estoy interesado en disputas que francamente empezaron antes de que yo naciera”, apuntó al indicar que lo busca es “resolver problemas” trabajando y cooperando con toda la región.

El “giro” de la política estadounidense hacia Cuba “profundiza nuestro compromiso” con toda la región, según Obama, quien declaró que desde que llegó a la Casa Blanca en 2009 su propuesta ha sido la de mantener una relación de “socios” y de igualdad con el continente.

En su intervención, Obama respondió directamente a las acusaciones del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que minutos antes que él denunció en la plenaria que Estados Unidos “continúa con ilegales intervenciones” en América Latina, y que ha llegado la “hora para la segunda y definitiva independencia” de la región.

Según Correa, el intervencionismo de Washington se revela con acciones como la orden ejecutiva con la que Obama declaró la situación en Venezuela una “amenaza”, o con el pedido de funcionarios estadounidenses ante el Congreso de ese país de recursos para “defender la libertad de expresión” en Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua.

En respuesta, Obama admitió que en el pasado la política de derechos humanos de EEUU no siempre fue acertada, pero que, hoy por hoy, su país no tiene interés en “inmiscuirse” cuando denuncia determinadas situaciones que no considera justas, sino que lo hace porque considera que es “lo correcto”.

“No estamos atrapados en la ideología, al menos no yo”, remarcó Obama.

Y añadió, en referencia a la prensa buena y mala, que mencionó el mandatario ecuatoriano. “(…) Quizás el presidente Correa tenga más criterio que yo en la distinción entre la prensa buena y la mala, hay medios malos y me critican, pero sigue hablando esta prensa en Estados Unidos porque yo no confío en un sistema en que el que una sola persona hace esa determinación. Creo que si creemos en la democracia es que todo el mundo tiene la oportunidad de hablar y ofrecer sus opiniones para defender lo que opina (…)”, dijo.

“(…) Nosotros pensamos que el ideal de no encarcelar a la gente si está en desacuerdo con nosotros es la más justa”, recalcó.

* Con reportes de EFE